domingo, 25 febrero 2024
More

    A estudio: Memoria de la supervisión bancaria en España 2012

    Hasta un total de 306 actuaciones supervisoras fueron llevadas a cabo en 2012 por el Banco de España. La cifra supera casi en un centenar la realizada el año anterior, cuando se registraron 209.

    Las intervenciones consistieron en visitas a las entidades y seguimientos continuados, con la presencia permanente en el establecimiento, según recoge el organismo en su Memoria de supervisión bancaria en España 2012 (pdf) publicada recientemente.

    En el documento, además de abordar su cometido durante el pasado año, el organismo supervisor puntualiza los recientes cambios en cuanto a la ejecución hipotecaria, los salarios máximos de los directivos de bancos nacionalizados… A continuación desgranamos los puntos.

    Acción sancionadora: supervisión, expedientes, multas…

    El Banco de España explica en el documento que actúa para “garantizar el cumplimiento de la normativa de ordenación y disciplina a que deben someter su actuación las entidades que operan en el sector financiero”.

    Recuerda que puede sancionar a los sujetos y mercados sometidos a su supervisión, aquellas personas que tengan nacionalidad española y controlen una entidad de crédito de otro estado miembro de la Comunidad Europea y personas y entidades que lleven a cabo actividades reservadas a entidades de crédito sin estar acreditados para ello.

    Concretando, su actividad durante 2012 se centró en controlar la reestructuración del sistema bancario español para “consolidar y acelerar” el proceso.

    Impuso cuatro expedientes sancionadores a cinco entidades ( una caja de ahorros, dos entidades de pago y dos sociedades que llevaban a cabo actividades reservadas a entidades de pago) y 51 personas físicas.

    Además, el administrador único de una entidad de pago y la empresa fueron multados por cometer “una infracción grave”. Llevaron a cabo una fusión con otra entidad de pago sin haber tenido previamente una autorización ministerial.

    El organismo también llevó a cabo en 2012 supervisiones prudenciales a 452 entidades. De ellas, 312 eran entidades de crédito y de éstas, 25 correspondían a cajas de ahorro.

    Su objetivo, “determinar y mantener actualizado el perfil de riesgo supervisor de cada entidad”, afirma el organismo. Y añade: “tomar las medidas necesarias para contribuir a mejorarlo, incluyendo, en su caso, la adopción de medidas correctivas”.

    Menos entidades registradas y modificaciones estatutarias por las fusiones

    En 2012 hubo menos registros en todos los ámbitos. Se inscribieron 312 entidades de crédito, 24 menos que el año anterior. La adquisición y fusión de entidades de los grupos Popular, Sabadell y CaixaBank explican el descenso.

    También disminuyeron las cajas de ahorros, ocho menos, por la transformación en fundaciones de carácter especial de las cajas integrantes de los grupos Bankia y Catalunya Banc. “Las cajas afectadas pierden definitivamente su condición y la autorización para actuar como entidades de crédito”, puntualiza el Banco de España.

    Las cooperativas de crédito descendieron en seis entidades y los establecimientos financieros de crédito, en siete. Esto último, indica el Banco de España, es un “reflejo de la complicada situación de un sector especialmente afectado por la crisis económica y financiera de los últimos años”.

    Las modificaciones estatutarias registradas durante 2012, un total de 250, supusieron un descenso de casi el 30% respecto el año anterior.

    En la mayoría de los bancos hacían referencia al objeto social y los órganos de gobierno, incluida su remuneración, de las entidades. Mientras que en las cooperativas de crédito ser refería a la integración del Grupo Cooperativo Cajas Rurales Unidas.

    Los altos cargos registrados y las retribuciones máximas

    En el Registro Oficial de Altos Cargos, archivo en el que se describe a los administradores y altos directivos de las entidades supervisadas por el Banco de España, había 3.996 inscritos a finales de 2012, cifra un 11,5% inferior a la de 2011. La bajada de entidades de crédito registradas, «que aportan un mayor número de consejeros«, argumenta el descenso.

    Ha disminuido más el número de hombres (13% menos) que de mujeres (7,2%), y la proporción de altos cargos femeninos se ha incrementado. Supone el 14% del total.

    Limita sus retribuciones cuando las entidades de crédito han precisado de ayudas financieras públicas. El máximo viene determinado por las participación del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) en la entidad.

    Si fuera mayoritaria, administradores y directivos no percibirán variables. Y la retribución de los miembros no ejecutivos de los órganos colegiados de administración «no podrá superar el bruto anual de 50.000 euros».

    El salario sube hasta hasta los 300.000 euros para los «presidentes ejecutivos, consejeros delegados o cargos similares y directivos».

    Recomiendan que las comparaciones entre entidades sean más ajustadas

    La Memoria de supervisión bancaria en España 2012 recuerda a las entidades que a la hora de hacer comparaciones entre ellas, “utilicen indicadores adecuados”.

    Las insta, también, a que sean “conscientes de las inevitables limitaciones de cualquier medida que pretenda resumir en una única cifra algo tan complejo y polifacético como el perfil de riesgo de una entidad o los riesgos que ha asumido”.

    En este sentido, insisten en que “es deseable” que “centren sus esfuerzos en realizar una medición adecuada, tan objetiva como sea posible, de los riesgos en que incurren en su operativa» para que sus gestores puedan estar bien informados para tomar decisiones.

    Cómo debe actuar un banco en el caso que precise ser intervenido

    El Banco de España recuerda que entre sus funciones de supervisión existen las denominadas “medidas de actuación temprana”. Están orientadas a las entidades de crédito que incumplan o se crea que van a incumplir los “requerimientos de solvencia, liquidez, estructura organizativa o control interno”.

    Deben encontrarse “en disposición de superar esta situación por sus propios medios o a través de un apoyo financiero excepcional”.

    El organismo supervisor insiste en que al detectar este tipo de situaciones puede intervenir y “requerir el cese y sustitución de los miembros del órgano de administración de la entidad». También, excepcionalmente, solicitar «la recapitalización de la entidad mediante la emisión de instrumentos convertibles en acciones o aportaciones al capital social”.

    En estos casos, las entidades han de elaborar un plan de actuación que “permita paliar la situación de debilidad en la solvencia y asegurar la viabilidad, que debe ser aprobado por el Banco de España”. En el caso de precisar inyecciones de dinero público, debe adjuntarse un informe favorable del FROB.

    Y se deben presentar “elementos objetivos” que aseguren que el capital será “reembolsado o recuperado en los plazos previstos”, el Banco de España deberá aprobar un plan de reestructuración en el que la entidad la entidad definirá las medidas para asegurar su viabilidad.

    Incluirá el plan de actuación y los instrumentos de participación del FROB que básicamente consisten en apoyo financiero y la transmisión de activos y pasivos a una sociedad de gestión.

    Las novedades para las ejecuciones hipotecarias

    El documento recapitula los puntos más destacados del Real Decreto Ley 6/2012, de 9 de marzo, con medidas urgentes de protección de deudores hipotecarios sin recursos. Y recuerda los mecanismos existentes para “reestructurar la deuda hipotecaria” y la “flexibilización” de la ejecución hipotecaria en aquellos deudores que se encuentren en “situaciones extremas”.

    Todos ellos se recogen “en un Código de Buenas Prácticas, de adhesión voluntaria” para las entidades que de manera profesional conceda préstamos o créditos hipotecarios, indica.

    Y añade que las medidas son aplicables a los préstamos y créditos vigentes, garantizados con hipoteca inmobiliaria que recaiga sobre “la única vivienda en propiedad del deudor” y que hayan sido concedidos para su adquisición “cuando el deudor se encuentre en el llamado «umbral de exclusión»”.

    Este se define en función de una serie de criterios económicos. También recuerda que los requisitos para proceder a una ejecución extrajudicial de bienes hipotecados y determinadas ayudas al alquiler para los afectados por estos procesos son más “estrictos”, según Real Decreto Ley, que entró en vigor el 16 de noviembre de 2012.

    Suspende de forma inmediata, y por un plazo de dos años, los desahucios de su vivienda habitual de las familias que se encuentren en una situación de especial riesgo de exclusión (familia numerosa, unidad familiar monoparental con dos hijos a cargo, unidad familiar en la que el deudor hipotecario se encuentre en situación de desempleo y haya agotado las prestaciones por desempleo).

    El Banco de España concluye recordando una disposición adicional de la norma que “encomienda al Gobierno que promueva con el sector financiero la creación de un fondo social de viviendas, propiedad de las entidades de crédito”.

    Su objetivo, alquilarlas a precios asumibles a personas cuya situación sea de vulnerabilidad y hayan sido desalojadas de sus viviendas por impago hipotecario.

     Establecimiento de nuevas coberturas

    Recuperar la credibilidad y la confianza en el sistema bancario español”. Este es el objetivo, según el Banco de España, de las normas aprobadas durante el 2012 para sanear los balances de las entidades de crédito “afectados por el deterioro de sus activos vinculados al sector inmobiliario”.

    Entre otros, exigía varias coberturas mínimas a las entidades: del 7 % sobre las financiaciones al sector inmobiliario que tuvieran una clasificación contable de riesgo normal, del 60 % en operaciones calificadas como dudosas o subestándar y que estuvieran destinadas a la financiación de suelo (si la promoción se encontrase en curso, se exigiría una cobertura del 50%).

    El porcentaje será 25 % en las financiaciones a promociones inmobiliarias de todo tipo de activos que se encontrasen terminadas y que tuvieran una calificación contable de dudosas, y del 20 % si estuvieran calificadas como subestándar (24 % si no contasen con garantía real).

    Valoración y funcionamiento del servicio de atención al cliente

    Los simuladores de productos bancarios y tipos de interés, el glosario de términos económicos, las preguntas más frecuentes de los usuarios de bancos y cajas y las comisiones bancarias son las secciones más visitadas en el Portal del Cliente Bancario del Banco de España, según los datos de la institución. En 2012 registró 3.049.879 visualizaciones, un 21,4 % más que 2011.

    Si bien ofrecen diferentes servicios, las quejas a los servicios de reclamaciones del Banco de España, la Comisión Nacional del Mercado de Valores y la Dirección general de Seguros y Fondos de Inversiones funcionan bajo el principio de ventanilla única.

    Así, las quejas “pueden presentarse indistintamente ante cualquiera de ellos”. El servicio seleccionado remitirá el expediente para su resolución. Estos deberán concluirse en, como máximo, cuatro meses. Las quejas tienen que responderse en tres. Se contará a partir de la fecha de presentación del expediente.

    Maica López
    Maica López
    Periodista especializada en información financiera. En CrediMarket.com desde 2013. Antes he trabajado en Bankimia y 20 minutos, entre otros. Me encanta la novela negra, la música y bailar jazz.
    spot_img

    Últimas noticias

    Artículos relacionados

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.