miércoles, 21 febrero 2024
More

    ¿A qué se debe el cambio de diseño en las oficinas bancarias?

    Espacios diáfanos, calidez, cercanía. Empleo del color y proliferación elementos tecnológicos. En los últimos años, el diseño de las entidades financieras ha dado un giro radical. De cubículos cerrados a oficinas más luminosas. Incluso algunas son cafeterías. Es el caso de las sucursales que han abierto ING Direct y Umpqua Bank en Estados Unidos.

    “Las entidades se han dado cuenta de los beneficios que ofrece un buen diseño”, explica Patxi Cotarelo, arquitecto del estudio Dsignio y docente del Istituto Europeo di Design en Madrid. Y añade: “El interiorismo es una herramienta muy poderosa para influir en las sensaciones de los clientes”.

    En la línea se manifiesta Enrique Barrera Martínez, director del Grado en Diseño de Interiores de ESNE, Escuela Universitaria de Diseño e Innovación. “El diseño lo invade todo. Cualquier negocio, sea cual sea el sector al que pertenece, ha comprendido que su imagen como empresa depende en gran medida del diseño. No se puede competir sin contar con ello”.

    Para entender estas nuevas tendencias en el diseño de las sucursales bancarias, el comparador de productos financieros Credimarket analiza, con la ayuda de estos dos expertos.

    ¿Por qué los nuevos diseños?

    Aparentemente similares a tiendas de tecnología, en los nuevos conceptos de sucursal optan por la cercanía con el cliente, incorporan colores…

    “El diseño es la expresión de su tiempo”, explica Barrera, “y qué duda cabe que nos hayamos inmersos en la era de la electrónica”. Con todo, la forma en que “la tecnología entrerá a formar parte del diseño” aún está “por descubrir”.

    Por su parte, Cotarelo no cree que el objetivo de las entidades sea asemejarse a una tienda tecnológica. Para él, “el diseño recurre a aspectos emocionales para tocar la fibra sensible del cliente”. Y pone como ejemplo las oficinas de ING Direct, en su opinión, “un buen diseño transmisor de emociones”.

    Añadir colorido, ¿puede restar credibilidad a la imagen de la entidad?

    Exiten casos en que los colores verdes, azules, rojos y violetas, entre otros conviven con depósitos, inversiones, cuentas… Por citar dos casos, las oficinas del Macquarie Investment Bank en Australia e Inglaterra o el Sugamo Shinkin Bank en Tokyo (en la imagen superior).

    Pero, tanto colorido, ¿pueden los clientes pensar que son entidades poco serias? Ambos expertos coinciden en su respuesta: No. En este sentido, Cotarelo puntualiza: “Si se hace de forma correcta no se pierde credibilidad, todo lo contrario, nos acercamos al cliente desde el punto de vista emocional y generamos confianza, que es hacia donde debe apuntar el sector”.

    Por su parte, Barrera se cuestiona: “¿Dejaría usted su dinero en una oficina con aspecto de tienda de ultramarinos de la década de los setenta del siglo pasado, aún a sabiendas de la eficiente plantilla de que dispone?”. Y responde: “La confianza arranca en la imagen de marca”.

    ¿Qué papel juegan los clientes?

    Los clientes adquieren capital importancia en el planteamiento de los nuevos conceptos de bancos.  “Si el diseño no consigue comunicar los valores de la marca y atraer al cliente, habrá fracasado” porque, dice el director del grado de Diseño de Interiores, “sin cliente el trabajo no sirve para nada”.

    Para Cotarelo, “el cliente es la clave. Toda la imagen corporativa, incluyendo el diseño de las oficinas, ha de girar entorno al cliente incidiendo en los aspectos psicológicos”.

    ¿Habrá bancos-cafeterías en España como en EE UU?

    En esta pregunta ambos expertos difieren ligeramente. Para Barrera, no cabe duda que sí. «Lo que sucede allí es un anticipo de lo que ocurrirá aquí. Si algo funciona, es muy posible que lo haga aquí».

    Cotarelo tiene ciertas reticencias porque «el diseño ha de adaptarse a la sociedad» y, si bien cada vez «son menores», existen ciertas diferencias culturales entre EE UU. Con todo, añade, «no me extrañaría que más adelante veamos algunas entidades bancarias que ofrezcan más servicios, dependiendo de su estrategia comercial».

    ¿Cómo serán las oficinas del futuro?

    Las actuales tendencias se extenderán, argumentan los dos profesores de diseño. «La necesidad de competir hace evolucionar y los bancos lo harán hacia los gustos de la gente por puro sentimiento de supervivencia», explica Barrera.

    Y Cotarelo añade: «todas se irán adaptando a una nueva forma de trabajar. Cuanto más tiempo tarden en actualizarse, más cuota de mercado perderán a favor de las más avanzadas».

    Así, habrá menos barreras entre los clientes y los empleados, se adaptarán a los nuevos tiempos y formas de relación. Las sucursales, tal y como las conocemos hoy en día, pasarán a la historia. “Afortunadamente”, apostilla Barrera, para quien la división espacial en despachos, cubículos y cajeros “responden a modos de relación absolutamente obsoletos”.

    Mucho peso tendrá, añade Cotarelo, el cambio sufrido en las medidas de seguridad, que permite un acercamiento entre los interlocutores. Además, concluye, “ya no tiene sentido continuar con la imagen que se ha generalizado hasta ahora porque despierta en los clientes sensaciones negativas”.

     

    Maica López
    Maica López
    Periodista especializada en información financiera. En CrediMarket.com desde 2013. Antes he trabajado en Bankimia y 20 minutos, entre otros. Me encanta la novela negra, la música y bailar jazz.
    spot_img

    Últimas noticias

    Artículos relacionados

    1 COMENTARIO

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.