sábado, 15 junio 2024
More

    Cómo es Ana Botín, la mujer más poderosa de España

    spot_img

    “En estos momentos tan difíciles para mí y mi familia, agradezco la confianza del consejo de administración y asumo con total compromiso mis nuevas responsabilidades”.

    Con estas palabras, Ana Patricia Botín se dirigía al consejo de administración de Banco Santander, el pasado miércoles, al ser nombrada presidenta de la entidad.

    Ese día, tras la repentina muerte de su padre por un ataque al corazón, se convertía en la mujer más poderosa de España. Se hacía cargo del que a la fecha es el primer banco de la zona euro.

    Tan discreta como poderosa, Ana Patricia Botín (o Ana Botín, como prefiere que se refieran a ella) es la primera de los seis hijos del matrimonio formado por Emilio Botín y Paloma O’Shea.

    Perfil biográfico personal

    Nacida el 4 de octubre, en unos días cumplirá 54 años, está casada desde 1987 con Guillermo Morenés Mariátegui, nieto del I marqués de Borghetto. Son padres de tres hijos: Felipe, Javier y Pablo.

    Quizás porque lleva el negocio de la banca en los genes (es la cuarta generación de la dinastía Botín al frente de la entidad), desde hace mucho tiempo, se ha perfilado como sucesora de su progenitor al frente de Santander.

    Probablemente desde que en 1988 recaló por vez primera en el banco familiar, adonde llegaba procedente del banco de inversión estadounidense JP Morgan. Allí había trabajado siete años.

    O quizás antes, cuando se fue a estudiar Ciencias Económicas a la prestigiosa universidad de Harvard y posteriormente se licenció en Bryn Mawr (Estados Unidos). Además de la carrera, allí, una joven Ana Patricia, se bregaría con la lengua inglesa.

    Ya que, según cuentan, una de las obsesiones de Emilio era que sus hijos dominarán la lengua de Shakespeare, una de sus asignaturas pendientes. En este sentido podía estar tranquilo ya que el de Ana es «excelente», según ha calificado The Wall Street Journal.

    Trayectoria profesional

    Volviendo a 1989, Ana Botín ingresó en Banco Santader. Un año después entró a formar parte del Consejo de Administración y del comité de dirección.

    Ella ha sido, según la biografía oficial de entidad, «una de las artífices de la expansión internacional del banco, especialmente en Latinoamérica, así como del desarrollo de la banca corporativa, gestión de activos y tesorería».

    Fue Presidente (ella prefiere este término al de Presidenta) desde 2002 hasta su marcha a Reino Unido, donde ha ejercido como consejera delegada de Santander UK hasta este miércoles.

    Los expertos creen que su traslado a la capital británica era un último eslabón en su preparación para asumir las riendas del grupo, algo que se presumía todavía lejano en el tiempo, a tenor de las declaraciones de su padre, que hacía siempre gala de tamaña energía.

    Con todo, su desembarco en la City no fue sencillo. Primero, por la idiosincrasia del lugar, eminentemente masculina. Segundo, la falta de contactos procedentes de centros como Oxford o Cambridge. Tercero porque Ana sustituía en el cargo al portugués Antonio Horta-Osório, que fichó entonces por Lloyds Bank. Cuarto, porque Santander UK estaba a punto de salir en Bolsa. Y quinto, porque era hija del presidente del grupo.

    En este sentido, The Independent on Sunday señalaba entonces: «A pesar de su fabuloso currículo y de ser la hija del presidente del grupo, es una desconocida en la City. Los inversores necesitan un nombre conocido si han de pagar un alto precio por las acciones».

    Una de las mujeres más poderosas del mundo

    Con tesón, fue subiendo escalafones. Hasta el punto que, según una encuesta de 2013 divulgada por la cadena británica BBC, era la tercera mujer más poderosa de Reino Unido. Sólo la superaban la reina Isabel II y la ministra británica de Interior, Theresa May.

    Por su parte, Bloomberg Markets la ha incluido en la lista de 50 personas más influyentes del mundo. También la reconocen así otros medios como The Wall Street Journal, Financial Times o Forbes, por citar algunos.

    Poco amiga de conceder entrevistas, recientemente hablaba con la BBC. Entre otros, abordaba el papel de la mujer en las empresas y justificaba su sueldo, de cuatro millones de libras esterlinas anuales.

    «Trabajo muy duro, me encanta lo que hago Y se me paga un salario de mercado. Tienes que hacerlo lo mejor posible en tu trabajo y son los accionistas los que deciden cuál es la retribución adecuada», argumentaba.

    A parte, también ha llevado a cabo otras actividades. Es fundadora de la Fundación Empresa y Crecimiento, en apoyo a pequeñas y medianas empresas en Latinoamérica, así como  de la Fundación Conocimiento y Desarrollo, que promociona la contribución del mundo universitario al desarrollo económico y social.

    Es miembro del consejo de administración de Coca Cola y Business Ambassador para el gobierno británico.

     

    Maica López
    Maica López
    Periodista especializada en información financiera. En CrediMarket.com desde 2013. Antes he trabajado en Bankimia y 20 minutos, entre otros. Me encanta la novela negra, la música y bailar jazz.
    spot_img

    Últimas noticias

    Artículos relacionados

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.