viernes, 1 marzo 2024
More

    ¿Dónde invertir el dinero con seguridad?

    En un momento en el que la bolsa parece no encontrar su suelo miles de ahorradores buscan refugio para su dinero en otros productos que les den cierta rentabilidad pero sin asumir los riesgos de la renta variable. La delicada situación económica no sólo de España sino del conjunto de la zona euro está llevando a muchos inversores a nadar y guardar la ropa.

    Pocos son los que deciden asumir riesgos para obtener una mayor rentabilidad y miran, por tanto, a activos muy seguros. Depósitos a plazo, cuentas de ahorro remuneradas, letras del Tesoro, divisas distintas al euro e incluso fondos de inversión de renta fija pueden ser algunas de las opciones a tener en cuenta.

    Depósitos a plazo fijo

    Los depósitos a plazo son, sin duda, una de las alternativas más seguras para quienes quieren obtener una cierta rentabilidad sin asumir riesgos. Este verano, la guerra por captar el pasivo de los ahorradores está llevando a las entidades financieras a comercializar de nuevo depósitos de alta remuneración. De esta forma, podemos ver en el mercado productos que están llegando a ofrecer un 4,50% TAE.

    La delicada situación del sector financiero español está haciendo, además, que se impongan los plazos más cortos para este tipo de productos de ahorro. El miedo del cliente a dejar paralizado su dinero durante un periodo largo de tiempo en un depósito hace que recobren protagonismo las imposiciones más cortas, a 6 meses. Estas ofrecen esa seguridad añadida de poder recuperar el capital invertido, más los intereses, en un periodo de tiempo relativamente breve. En los depósitos a plazo, la fecha de vencimiento y la ganancia son conocidas en el momento de contratarlo. Este tipo de producto bancario suelen contar con penalizaciones en caso de cancelación anticipada.

    Cuentas de ahorro remuneradas

    Si no quiere esperar a la fecha de vencimiento para recuperar su dinero, dentro del universo de los depósitos bancarios, se encuentran las cuentas de ahorro remuneradas. Productos de ahorro indicados para un perfil de cliente conservador. Ofrecen disponibilidad absoluta del dinero y no tienen comisiones.

    En la actualidad, la mayoría se pueden contratar por Internet y están disponibles para todo tipo de cliente aunque las entidades financieras buscan sobre todo dinero procedente de otros bancos o cajas.  Al igual que está pasando con los depósitos a plazo, las cuentas de ahorro también están recobrando protagonismo este verano ante la necesidad de financiación de las entidades bancarias. En estos momentos, no es complicado encontrar en el mercado cuentas de ahorro con rentabilidades superiores al 3% TAE. No obstante, la mayoría de estos productos ofrecen remuneraciones atractivas sólo durante un corto espacio de tiempo.

    Esta sería una de sus mayores desventajas respecto a otros productos de ahorro. Además, debe saber que, a diferencia de las cuentas corrientes, la operativa permitida es más limitada ya que no permite hacer determinadas operaciones, como domiciliar ingresos, recibos o contratar ciertas tarjetas.

    Letras del Tesoro

    Otro de los refugios tradicionales del inversor conservador han sido las letras del Tesoro. En la actualidad y con la prima de riesgo disparada, la deuda española está ofreciendo remuneraciones nunca vistas y difícilmente alcanzables para el resto de productos de ahorro e inversión con un riesgo teóricamente bajo. La rentabilidad de las letras del Tesoro ha escalado a niveles impensables hace tan sólo unos años.

    Pero, ¿cómo se compran Letras del Tesoro?. Lo primero que tiene que saber es la fecha exacta de las subastas. A principios de año, el Tesoro publica en el Boletín Oficial del Estado el calendario de las subastas con vigencia durante todos los meses del año.

    La petición de suscripción de valores del Tesoro puede ser de dos tipos: competitiva o no competitiva. En el primero de los casos -petición competitiva- el partícipe tiene que indicar qué importe desea adquirir y a qué precio desea hacerlo. La petición competitiva está orientada a inversores con un cierto conocimiento del mercado. No se pueden presentar peticiones competitivas por un importe inferior a los 1.000 euros.

    En el segundo de los tipos, -peticiones no competitivas- sólo es preciso indicar el importe nominal que se desea adquirir. El precio a pagar por los valores será el precio medio ponderado que resulte de la subasta. Este modelo de petición es la más adecuada para el pequeño inversor.

    Las peticiones se pueden presentar en cualquier sucursal del Banco de España o en cualquier intermediario financiero, es decir, banco, caja, sociedad de valores o cooperativa de crédito. Si lo hace en uno de estos intermediarios financieros tenga en cuenta que le cobrarán una comisión de entre el 0,25 y el 1%.

    Otra de las opciones para realizar las peticiones es a través de Internet. En este caso es necesario el DNI electrónico y su correspondiente lector.

    Invertir en letras del Tesoro no es, en principio, arriesgado ya que es el Reino de España quien avala la emisión. No obstante, debe saber que las letras del Tesoro no están garantizadas por el Fondo de Garantía de Depósitos. Así que, en caso de quiebra del emisor, perdería toda su inversión.

    La crisis económica que atraviesa la zona del euro está llevando a muchos inversores a pasar por alto las buenas rentabilidades que ofrecen en estos momentos las letras del Tesoro español. Prefieren en este contexto de incertidumbre, perder algo de dinero que asumir riesgos. Así, por ejemplo, el bono a 2 años de países como Alemania, Holanda y Suiza que está dando rentabilidades negativas está consiguiendo atraer el capital de los inversores.

    Mercado de divisas

    Y es que, los ahorradores buscan refugio para su dinero fuera de nuestras fronteras, en países que, hoy por hoy, cuentan con una salud económica mayor que la española y por lo tanto, una mayor seguridad.  Países como Australia, Canadá, Singapur, Nueva Zelanda, Suiza, Noruega y Suecia están en la agenda de muchos inversores por su buena salud económica y por contar con un mercado de divisas muy líquido.

    Invertir en las divisas de estos países -que se están revalorizando respecto al euro- es una de las opciones a tener en cuenta. No obstante, la negociación en divisas es una actividad exigente y con muchos factores que pueden entrar en juego en cualquier momento, así que, habrá que estar muy pendientes de los fundamentales de estos países si se invierte en sus divisas.

    Así, por ejemplo, en Australia habrá que estar atentos a la posible repercusión que para la economía australiana tiene la desaceleración de la economía china debido a su alta dependencia. Lo mismo ocurre si decide invertir en dólares canadienses, un buen activo refugio, pero que podría recibir una presión negativa de una brusca desaceleración de la economía americana.

    El franco suizo es por excelencia una de las divisas refugio. No obstante, el Banco de Suiza está interviniendo su moneda y no deja bajar el cambio de francos a euros de la zona de 1,20. Buenas opciones de inversión en divisas serían también las monedas de Noruega o Suecia. En éste último caso, la corona sueca se encuentra en máximos de 12 años respecto al euro.

    La inversión en divisas se realiza en el mercado internacional de divisas, también conocido como mercado Forex (Foreing Exchange Market), donde se compran y venden divisas a gran escala. Es el mercado más grande y líquido del mundo seguido del mercado bursátil. El Forex es un mercado electrónico, opera a través de centros financieros alrededor de todo el mundo. Es un mercado altamente especulativo y volátil y no apto para personas que no tengan una cierta cultura financiera. Si desea invertir en divisas es recomendable que contrate los servicios de empresas intermediarias que asesoran sus inversiones.

    Fondos de inversión

    Lo mismo ocurre con los fondos de inversión. Si usted quiere que sea otro quien gestione sus ahorros siempre puede acudir a estos productos de inversión. En estos momentos, y con los tipos de interés al mínimo, los fondos de renta fija a corto plazo son una de las mejores opciones de inversión. Y es que, cuando se produce una bajada de los tipos de interés, los precios de la deuda suben y el valor liquidativo del fondo aumenta con lo que, en el corto plazo se obtienen rentabilidades superiores a la de los activos en los que invierte el fondo.

    Ahora bien, si desea entrar en un fondo de inversión debe saber que estos tienen comisiones elevadas que afectan a la rentabilidad final. Las más importantes son: la comisión de gestión, la comisión de custodia, la de suscripción y la comisión de reembolso.

    Maica López
    Maica López
    Periodista especializada en información financiera. En CrediMarket.com desde 2013. Antes he trabajado en Bankimia y 20 minutos, entre otros. Me encanta la novela negra, la música y bailar jazz.
    spot_img

    Últimas noticias

    Artículos relacionados

    1 COMENTARIO

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.