jueves, 22 febrero 2024
More

    El seguro de protección de pagos en las hipotecas

    El seguro de protección de pagos es un seguro de carácter opcional que hace frente a un número determinado de cuotas hipotecarias en caso de desempleo del titular o incapacidad laboral temporal.

    Podríamos definir el seguro de protección de pagos (SPP) como:

    «Contrato por el que alguien se obliga mediante el cobro de una prima a indemnizar al beneficiario cubriendo lo pagos mensuales de la hipoteca.»

    Es un seguro que se ocupa de pagar las cuotas hipotecarias durante un periodo determinado en caso de que el titular asegurado esté en una situación de desempleo o sufra una incapacidad temporal.

    Su contratación se puede realizar indiferentemente de si se ha contratado el seguro de vida o el seguro de hogar. El SPP cubre las cuotas mensuales en caso de incapacidad temporal (o desempleo), mientras que el seguro de vida indemniza en caso incapacidad permanente (o fallecimiento) cubriendo la parte de la deuda hipotecaria asegurada.

    Normalmente sólo pueden contratar la cobertura por desempleo los trabajadores por cuenta ajena indefinidos, cuyo despido no sea disciplinario. Los autónomos, trabajadores temporales, contratados por obra o servicio y funcionarios sólo pueden contratar la cobertura por incapacidad laboral temporal, provocada por enfermedad o accidente.

    El pago de este seguro normalmente es mediante una prima única que se paga anticipadamente. El periodo de cobertura puede ser de 2 a 5 años dependiendo del contrato. Pasado este tiempo, si se quiere volver a contratar, se deberá desembolsar una nueva prima, siempre que la entidad permita la renovación.

    Este seguro tiene un límite de cuotas cubiertas. Normalmente cubren un máximo de 12 meses consecutivos y unos 24 meses alternos durante la vida del seguro.

    Ventajas y desventajas

    Este seguro da la seguridad al contratante de que si deja de percibir sus ingresos normales tendrá cubierta la hipoteca durante un año. El problema es que sólo se permite a los indefinidos que cumplan determinadas condiciones contratar la cobertura por desempleo.

    Ventajas:

    • A los funcionarios, trabajadores por cuenta propia (autónomos) y temporales les respalda en caso de baja temporal.
    • A los contratados indefinidos además les permite protegerse en caso de desempleo.

    Inconvenientes:

    • Tienen una duración muy limitada en comparación de la vida del préstamo.
    • Hay entidades que no permiten renovar este seguro, en ese caso, si gastas el tiempo del seguro te quedas al descubierto en situaciones de desempleo o bajas temporales.
    • Suponen un gasto elevado en el momento de desembolsar el valor de la prima única.

    Hay entidades que «exigen» como requisito para la concesión de la hipoteca la contratación de un seguro de protección de pagos, o bien ofrecen bonificaciones para reducir el tipo de interés de la hipoteca.

    La bonificación que ofrecen las entidades por la contratación de este seguro muchas veces no recompensa el coste que supone el pago de la prima.

    Al ser un producto de ahorro muy limitado en el caso de desempleo de larga duración, como lamentablemente está ocurriendo en la actualidad en muchas familias, muchas personas ven como pasado el periodo de indemnización cubierto (12 meses) corren el riesgo de perder su vivienda si sus ingresos siguen sin permitirles pagar puntualmente la cuota hipotecaria.

    Imagen| maccosta

    Maica López
    Maica López
    Periodista especializada en información financiera. En CrediMarket.com desde 2013. Antes he trabajado en Bankimia y 20 minutos, entre otros. Me encanta la novela negra, la música y bailar jazz.
    spot_img

    Últimas noticias

    Artículos relacionados

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.