sábado, 15 junio 2024
More

    Las 5 preguntas más frecuentes sobre la Unión Bancaria Europea

    spot_img

    Los líderes europeos fijaron este pasado mes de octubre un ambicioso calendario para completar en 2014 la Unión Bancaria. Con la hoja de ruta diseñada, cabe preguntarse cuál será su funcionamiento y qué implicaciones tendrá para los ciudadanos y los bancos españoles. En el siguiente artículo damos respuesta a estas y otras cuestiones.

    ¿Por qué nace la idea de una Unión Bancaria?

    La Unión Bancaria tiene como objetivo la creación de un marco financiero integrado para salvaguardar la estabilidad financiera de la zona euro y minimizar el coste de las quiebras bancarias a las arcas públicas (de 2008 a 2011 los contribuyentes europeos destinaron 4,5 billones de euros en préstamos y garantías para recapitalizar a bancos europeos).

    El proyecto se basa en 3 pilares fundamentales:

    • Creación de un Supervisor Bancario único (en manos del BCE).
    • Creación de un Mecanismo único de Resolución (organismo encargado de centralizar y decidir cuándo un banco europeo debe ser liquidado o rescatado).
    • Creación de un Fondo único de Garantía de Depósitos.

    Hoja de ruta de la Unión Bancaria

    Los líderes europeos se han impuesto un estricto calendario para aprobar cada una de las piezas que compondrán la Unión Bancaria. Está previsto que en noviembre de 2014 comience a funcionar el Supervisor Bancario Único (en ese momento el BCE asumirá la supervisión de los cerca de 130 mayores bancos de la zona euro).

    Antes de tomar esta responsabilidad, el BCE prevé someter a los bancos a nuevas pruebas de solvencia, siendo la Revisión de Calidad de Activos una pieza clave del proceso. Se espera que esta revisión se complete a mediados de 2014 para posteriormente realizar un nuevo test de estrés interno de los balances de los bancos.

    En la primavera de 2014 se pretende, además, que esté listo el Mecanismo de Resolución que defina el proceso de saneamiento (o liquidación) de los bancos.

    Para alcanzar ambos objetivos (creación de un supervisor bancario único y el mecanismo de resolución), los jefes de estado y de gobierno de la Unión Europea se han comprometido a aprobar en diciembre de este año (2013) las características principales de los contratos que los países de la zona euro deberán firmar con las reformas a las que se comprometan. En diciembre, además, se procederá al diagnóstico común de la situación económica de los Estados miembros.

    Queda, sin embargo, un escollo importante que salvar: el Eurogrupo aún debe ultimar las directrices de la llamada recapitalización directa de los bancos, es decir, en qué situaciones el Fondo Europeo de Rescate podrá inyectar directamente capital en las entidades con problemas. Alemania y los países con triple A sostienen que los mecanismos de rescate deben ser nacionales mientras que otros países como Irlanda reclaman la intervención del Fondo de Rescate Europeo.

    ¿Qué entidades supervisará el BCE?

    En el nuevo sistema, el BCE supervisará directamente las entidades de crédito importantes y trabajará con las autoridades nacionales competentes para vigilar todas las demás entidades. Para decidir si una entidad tiene carácter significativo (y queda bajo la supervisión del BCE), se tendrán en cuenta varios criterios:

    • El valor total de los activos.
    • La importancia para la economía del país en el que se ubica o para el conjunto de la Unión Europea.
    • El carácter significativo de sus actividades transfronterizas.
    • Si ha solicitado o recibido ayudas públicas tanto del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) como de la Facilidad Europea de Estabilidad Financiera (FEEF).

    Está previsto que el BCE supervise directamente 130 entidades de crédito, que representan casi el 85% del total de los activos bancarios en la zona euro. A partir de ese momento, sólo una veintena de entidades españolas quedará bajo la tutela del Banco de España.

    Los rescates bancarios con la Unión Bancaria

    Uno de los puntos fundamentales de esta Unión Bancaria será el proceso de rescate. El banco siempre tendrá que rescatarse a si mismo, al menos por el equivalente al 8% de su pasivo en forma de acciones o reservas. Si un banco se queda corto deberá echar mano de sus acreedores. Si aún así necesita más capital se podrá hacer una inyección adicional por parte del Fondo Europeo de Garantía de Depósitos que suponga otro 5% del pasivo del banco.

    Si la cantidad continúa siendo insuficiente, el Tesoro del Estado al que pertenezca el banco podrá hacer una inyección de capital con deuda pública. En última instancia, y para completar el rescate si fuera necesario, se podrá hacer una inyección desde el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE).

    ¿Fluirá más el crédito con la Unión Bancaria?

    Varias son las voces autorizadas que han destacado las bondades de esta Unión Bancaria. Uno de los últimos en hacerlo ha sido el consejero delegado del Banco Sabadell. Jaume Guardiola considera que la Unión Bancaria beneficiará no sólo a los bancos españoles sino también a los ciudadanos.

    Y es que, a juicio de esta banquero, la consolidación de la Unión Bancaria comportará la desaparición de la correlación entre el riesgo soberano y el riesgo bancario lo que posibilitará una mayor fluidez de crédito y permitirá que se relaje la prima de riesgo.

    Maica López
    Maica López
    Periodista especializada en información financiera. En CrediMarket.com desde 2013. Antes he trabajado en Bankimia y 20 minutos, entre otros. Me encanta la novela negra, la música y bailar jazz.
    spot_img

    Últimas noticias

    Artículos relacionados

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.