jueves, 13 junio 2024
More

    Qué se debe tener en cuenta al suscribir un depósito con una entidad de origen extranjero

    Hasta tres depósitos de entidades de origen extranjero (la imposición cinco años de Nemea Bank, el Depósito a tres años de easisave.com y el Depósito Facto a 36 meses de Banca Farmafactoring) se han colado en las últimas semanas en el ranking de las imposiciones a plazo más rentables del momento.

    Pero, ¿qué hay que tener en cuenta a la hora de contratar un depósito con una entidad extranjera?, ¿están asegurados los ahorros depositados en entidades foráneas al igual que lo están los depositados en entidades españolas?

    En el siguiente artículo explicamos algunos factores a considerar antes de contratar un depósito en una entidad extranjera.

    Factores a tener en cuenta

    La inversión en depósitos de entidades extranjeras es cada vez más habitual en nuestro país y sobre todo en la actualidad cuando entre las mejores imposiciones a plazo se colocan varios productos comercializados por entidades de fuera de nuestras fronteras.

    Si bien los aspectos a valorar a la hora de contratar un depósito son los mismos si se hace en una entidad española que en una extranjera (rentabilidad, plazo, imposiciones mínimas…) lo cierto es que, al suscribir un depósito en una entidad foránea preocupa si el dinero invertido está o no asegurado en caso de quiebra del banco, tal y como lo está (hasta 100.000 euros) el depositado en un banco español.

    Lo primero que hay que tener en cuenta es que el Banco de España regula cualquier entidad financiera (española o no) que opere en nuestro país. Según explica en su propia página web, las entidades de crédito españolas, inscritas en el Registro de Entidades del Banco de España, están obligadas por ley, a adherirse al Fondo de Garantía de Depósitos, que cubre hasta 100.000 euros por banco y por titular.

    Pero, ¿quién responde de los ahorros depositados en una entidad extranjera? El Banco de España distingue dos tipos de entidades extranjeras que operan en España: las entidades de países miembros de la Unión Europea y las entidades financieras con origen en un Estado no miembro de la Unión Europea.

    En el caso de las sucursales de entidades de la Unión Europea, la garantía de los depósitos queda cubierta en su país de origen (todas las entidades de los estados miembros de la UE están respaldadas por un sistema de cobertura que protege, al menos, lo mismo que el FGD español, esto es, 100.000 euros por banco y titular).

    Por su parte, las sucursales de entidades de países no miembros de la Unión Europea están obligadas legalmente a adherirse al FGD español cuando el dinero depositado en dichas sucursales no esté cubierto por un sistema de garantía en el país de origen o cuando la garantía de su país de origen sea inferior a la de España.

    Maica López
    Maica López
    Periodista especializada en información financiera. En CrediMarket.com desde 2013. Antes he trabajado en Bankimia y 20 minutos, entre otros. Me encanta la novela negra, la música y bailar jazz.
    spot_img

    Últimas noticias

    Artículos relacionados

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.