lunes, 15 abril 2024
More

    Depósitos bancarios: todo lo que debes saber

    Un depósito bancario es un producto de ahorro tradicional. Su funcionamiento es sencillo: una cantidad de dinero queda inmovilizada un tiempo determinado durante el cual va generando beneficios. Descubre los mejores depósitos bancarios en 2023.

    ¿Qué son los depósitos bancarios?

    Los depósitos bancarios son productos de ahorro que facilitan cierta rentabilidad a un cliente a cambio de tener el dinero en el banco durante un periodo de tiempo concreto.

    En el mercado podemos encontrar depósitos bancarios a plazo fijo y a interés variable (si está vinculado a un tipo de referencia, unas acciones…). Además, la rentabilidad de los depósitos puede ser en forma de dinero o regalos, si bien éstos últimos proliferan cada vez menos.

    Los depósitos bancarios son uno de los productos favoritos de los ahorradores más conservadores ya que en ellos se asumen pocos riesgos. De hecho, si se respeta el plazo, no se tienen pérdidas. Es decir, transcurrido el plazo acordado, se recupera, al menos, el dinero depositado.

    Tipos de depósitos bancarios

    Existen varios tipos de depósitos bancarios. Estos son los más habituales:

    • Depósitos bancarios a plazo fijo: Son los más tradicionales. Ofrecen una rentabilidad determinada durante un periodo de tiempo. En ese plazo, el dinero no se puede sacar el dinero del banco.
    • Depósitos bancarios con regalo: En lugar de remunerar con dinero, se entrega un regalo. Al igual que el plazo fijo, el dinero debe de estar en el banco durante un tiempo determinado.
    • Depósitos bancarios estructurados: Toda o parte de su rentabilidad está vinculada a un índice de referencia (Euribor…), bursátil (Ibex-35, Dow Jones…), cartera de acciones… Pueden ser combinados (una parte del capital se deposita en un plazo fijo tradicional y el restante, a un índice de referencia, bursátil, etc.) o en divisa (el dinero se invierte en una moneda diferente al euro, como libras esterlinas, francos suizos, yenes…). 

    Cómo se contratan los depósitos bancarios

    El papeleo que se debe hacer a la hora de contratar un depósito bancario no difiere de cuando se abre una cuenta corriente, aunque puede variar en función de la entidad.

    Con todo, en la mayoría de los casos, los datos que nos van a pedir para poder abrir un depósito bancario son los siguientes:

    • Nombre y apellidos del titular
    • DNI de la persona que lo contrata
    • Dirección física
    • Teléfono de contacto
    • Dirección de correo electrónico

    Consejos para contratar un depósito bancario

    Aunque se trata de un producto financiero sencillo, antes de contratar un depósito bancario, es importante tener en cuenta varios aspectos. Te listamos aquí los más destacados:

    • Plazo: Es el tiempo durante el cual el dinero va a estar depositado, dando rentabilidad, y durante el cual no lo vamos a poder tocar. El plazo ser de seis meses, un año, dos… En función del banco y el depósito. Antes de decidirnos por un depósito u otro hay que tener en cuenta que vamos a cumplir con el plazo ya que, si retiramos el dinero antes de la fecha acordada tendremos que hacer frente a penalizaciones. 
    • Rentabilidad: Es el dinero que ganaremos una vez transcurrido el plazo. Este valor nos lo dará la TAE (Tasa Anual Equivalente), un porcentaje que se aplica sobre el importe depositado.
    • Condiciones: Antes de contratar un depósito es fijarse si este tiene otras condiciones. Entre ellas, si acepta la cancelación anticipada (retirar el dinero antes del plazo), tiene comisiones o exige la contratación de otro producto del banco o cierta vinculación como, por ejemplo, tener una cuenta nómina.
    • Importe mínimo: Existen depósitos bancarios que solo se pueden contratar a partir de una determinada cantidad de dinero. Si se deposita menos dinero, pueden tener otras condiciones o menor rentabilidad.
    • Renovación del plazo: Es otro aspecto que debe tenerse en cuenta, si el depósito bancario se renueva de forma automática tras vencer el plazo. Si lo hace, podría volverse a generar sin que nos interese o con una TAE inferior.
    • Máxima seguridad: Aunque un depósito bancario es un producto con muy pocos riesgos, es recomendable comprobar que la entidad en la que se suscribe está adscrita al Fondo de Garantía de Depósitos (FGD), que respondería por el banco si este quebrara. Más adelante te detallaremos qué cubre el FGD en España.

    Mejores depósitos bancarios en 2023

    Como sucede con todos los productos financieros, la idoneidad o no de un depósito bancario puede variar en función del perfil del cliente, del capital que dispone y de cuánto tiempo puede prescindir de él.

    En la actualidad, los depósitos bancarios no ofrecen grandes rentabilidades. De hecho, son muy pocos los que superan el 1,00 % TAE y, además, el dinero debe de estar inmovilizado durante plazos que superan el año y medio.

    Con todo, las entidades van modificando las rentabilidades que ofrecen con sus depósitos por tanto, podrían variar.

    Si nos remontamos a unos años atrás, entre 2011 y 2012, se produjo la denominada “guerra del pasivo”, en que las entidades ofrecían rentabilidades por encima del 4,00% o el 5,00% TAE. Pero fueron cifras puntuales, que ya no se han vuelto a ver.

    Entre otras, por las recomendaciones que hizo el Banco de España a las entidades de poner un tope en las remuneraciones.

    ¿Es seguro invertir en depósitos bancarios?

    Los depósitos bancarios a plazo fijo son uno de los productos de ahorro más seguros que existen. El inversor no corre ningún riesgo sobre su dinero ya que está garantizado por la solvencia de la entidad

    Así, e titular del depósito recibirá su inversión más los intereses acordados, si cumple con el plazo acordado con el banco, pase lo que pase con los tipos de interés o de referencia o la bolsa.

    Además, como hemos apuntado antes, en caso de quiebra o concurso de acreedores del banco, el Fondo de Garantía de Depósitos le cubriría hasta 100.000 euros por titular y cuenta.

    ¿Qué es el Fondo de Garantía de Depósitos?

    El Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) es un organismo que cubre las inversiones hechas en determinados productos bancarios si la entidad financiera de la que dependen se declara en concurso de acreedores o quiebra.

    No todos los productos financieros están garantizados por el FGD. Sí lo están:

    • Cuentas corrientes
    • Cuentas de ahorro
    • Depósitos bancarios a plazo fijo y de valores, siempre que haya importes garantizados

    No están garantizados por el FGD:

    • Inversiones en bolsa
    • Fondos de inversión y planes de pensiones
    • Pagarés, bonos y obligaciones
    • Seguros de ahorro

    El FDG cubre un máximo de 100.000 euros por cada titular de una cuenta, en España. No todas las entidades financieras que operan en España están adheridas al fondo de aquí, si no que en algunos casos lo están al de sus países de origen: Alemania, Francia, Holanda, Luxemburgo…

    Las coberturas pueden ser diferentes en función del país, si bien los Fondos pertenecientes a la Unión Europea han de garantizar un mínimo de 50.000 euros por titular y entidad. 

    Cómo tributan los depósitos bancarios

    Las ganancias de los depósitos bancarios a plazo fijo tributan con el pago del IRPF como rendimientos de capital. Lo hacen una vez se ha retirado el dinero. La retención varía en función de los intereses generados. Estas son las retenciones que se les aplica:

    • Retención del 19 % en importes hasta 6.000 euros.
    • Retención del 21 % en importes entre 6.000 y 49.999 euros.
    • Retención del 23 % en importes entre 50.000 y 200.000 euros.
    • Retención del 26 % en importes superiores a los 200.000 euros.

    ¿Qué ocurre si saco el dinero del depósito bancario antes del plazo?

    Una de las condiciones para obtener la remuneración acordada es que el dinero no se mueva del banco durante un tiempo determinado, en función del depósitos, desde meses a años. 

    Con todo, si el titular del depósito necesita retirar el dinero antes de la fecha de vencimiento, lo más probable es que tenga que asumir una penalización. Ésta no puede superar, por ley, los intereses generados.

    En otras palabras, siempre se recuperará el 100% del dinero invertido aunque no los beneficios que haya podido generar.

    Maica López
    Maica López
    Periodista especializada en información financiera. En CrediMarket.com desde 2013. Antes he trabajado en Bankimia y 20 minutos, entre otros. Me encanta la novela negra, la música y bailar jazz.
    spot_img

    Últimas noticias

    Artículos relacionados