miércoles, 17 julio 2024
More

    Cinco aplicaciones para que niños y jóvenes se introduzcan en la banca y las finanzas

    spot_img

    Introducir a los más jóvenes en la cultura del esfuerzo y el ahorro. Aportar unos conocimientos básicos sobre banca que sean de utilidad en la edad adulta. Son algunos de los objetivos que comparten las aplicaciones económicas para niños y adolescentes.

    Si bien este tipo de ‘app’ son más bien escasas, sus fundamentos son imprescindibles. Y se están estableciendo en las aulas. No en vano la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y el Banco de España (BDE) han ampliado el Plan de Educación Financiera y se extenderá de este año hasta 2017 (la primera edición tuvo lugar entre 2008 y 2012).

    “Las generaciones más jóvenes no solo se enfrentarán a una mayor complejidad de los productos financieros, servicios y mercados, sino que, además, una vez adultos, posiblemente afrontarán más riesgos financieros que sus padres”, reza el documento.

    Además, no pasa por alto dos de los problemas de los próximos años: “Las futuras generaciones se van a enfrentar a retos importantes a la hora de planificar su ahorro para la jubilación y la cobertura de sus necesidades de salud”, afirma.

    Estas son algunas de las aplicaciones para introducir a los jóvenes en el vocabulario de la banca y finanzas:

    • Gepeese: Ubicada dentro de la web de Finanzas para todos, auspiciada por la CNMV y el BDE, incluye materiales didácticos y lúdicos como pasatiempos, problemas o juegos para determinar si el participante es ahorrador o no o descubrir verdades y mentiras sobre bancos; curiosidades, como de dónde procede la palabra salario, quiénes fueron los primeros banqueros de la historia, qué significado tiene y de dónde proceden expresiones como “atar los perros con langonizas”; o un glosario de términos como ahorro, operación financiera, optimización, saldo…

    Gepeese

    •  Keepunto: Banco virtual al que sólo pueden acceder jóvenes de entre 14 y 24 años. Disponen de una moneda propia, KEEs, que se obtiene tras participar y superar retos, responder a cuestionarios. Los beneficios se pueden ingresar en una cuenta corriente, invertirlos en depósitos o intercambiarlos por recompensas (ropa, tecnología, gadgets, material escolar…) . La plataforma, que opera en España, cuenta con unos 85.000 seguidores.

    keepunto

    •  Agent Piggy: De origen americano, dispone de una versión en castellano para Latinoamérica. Está orientado a chavales de entre cinco y 15 años a los que enseña a gestionar su dinero, ahorrar y ser solidario, invertir… Todo apadrinado por el agente Piggy, una versión infantil y porcina de Sherlock Holmes, que además da consejos sobre cómo gestionar los ingresos de forma óptima. Inscribirse tiene un coste que oscila los 3,50 euros mensuales.

    agentpiggy

    • Daily Cost: Aplicación sólo para iPhone y con un coste de 1,79 euros. Más que para niños es recomendable para el público joven. A través de ella pueden controlar sus gastos diarios. Ayuda a administrarlos y ver, de forma gráfica, en qué se han realizado los mayores dispendios.

    DailyCost2

    • Mindblown Life: Acabar con el «analfabetismo» financiero es uno de los objetivos de Mindblown Labs, compañía tecnológica que ha desarrollado este juego que se puede adquirir para iPhone. En él se combina la estrategia y la simulación de la vida real pues los jugadores deben de crear su propio avatar, elegir un empleo y gestionar sus gastos diarios y finanzas. Está en inglés.

    -mindblown-life-ios-game-aims-to-teach-teens-financial-skills-0d2bf233a2

     

    Maica López
    Maica López
    Periodista especializada en información financiera. En CrediMarket.com desde 2013. Antes he trabajado en Bankimia y 20 minutos, entre otros. Me encanta la novela negra, la música y bailar jazz.
    spot_img

    Últimas noticias

    Artículos relacionados

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.