domingo, 26 mayo 2024
More

    Las mejores hipotecas para acabar 2022

    Cambios y más cambios en el mercado hipotecario. La subida del euríbor está influyendo, no solo a aquellos titulares de hipotecas a interés variable, sino también a la oferta que tienen los bancos de este tipo de productos, que se está adaptando al actual contexto. Te lo explicamos todo en este artículo.

    Toda la información sobre finanzas en nuestro blog

    Tiempos de movimiento en las carteras de hipotecas de los bancos. La escalada sin precedentes que está viviendo el euríbor y las recientes subidas de los tipos de interés del Banco Central Europeo han afectado de lleno a las condiciones de las hipotecas. No solo las existentes sino también las de nueva contratación.

    Cómo cambian las hipotecas

    Así, aquellos titulares de hipotecas a interés variable han visto encarecer considerablemente sus cuotas: recordemos que, en menos un año, el euríbor, principal tipo de referencia en este tipo de préstamos, ha pasado de marcar valores negativos a casi rozar el 2,70 %. Cerró octubre de 2022 con un valor medio del 2,629 %.

    Esto ha supuesto que, por ejemplo, en una hipoteca de 150.000 euros con un plazo de amortización de 25 años y un diferencial del 1,00 % sobre el euríbor, que se revisa de forma anual con el valor del mes de octubre, pasará a pagar 675,98 euros frente a los 450,30 euros que estaba abonando hasta ahora. Dicho de otra manera, un encarecimiento de 225,68 euros al mes o 2.708,16 euros más al año.

    Hipotecas fijas: cómo son ahora

    En este contexto, los bancos han empezado a adaptar su oferta hipotecaria a la nueva situación. Por una parte, se han encarecido los intereses de las hipotecas a tipo fijo. Solo por citar algunos ejemplos, en menos de un año la hipoteca de Banco Sabadell ha pasado de ofrecerse con un TIN del 2,35% a un 3,35 %. Un punto más.

    El mismo camino ha seguido la hipoteca fija de Bankinter. Para el plazo de amortización de 20 años ha pasado del 2,9 % TIN al 3,40 % TIN. O la hipoteca Mari Carmen de Abanca, al mismo plazo de la anterior, ha subido del 3,04 % TIN al 3,34 %.

    También se ha encarecido la TIN (del 2,05 % al 2,45 %) de la hipoteca para casa eficiente de BBVA, destinada a viviendas con certificación energética A.

    Hipotecas variables con un diferencial más bajo

    Si el precio de las nuevas hipotecas fijas va hacia arriba, el de las variables tiende a la baja. Y para contrarrestar el encarecimiento del euríbor (como hemos adelantado, tipo de referencia más usado en España para las hipotecas variables) los bancos han empezado a rebajar el diferencial que le suman.

    Tenemos, por ejemplo, la hipoteca Freedom de Banco Mediolanum. En la actualidad los primeros doce meses se comercializa a un tipo fijo del 0,99%. Y, a partir del 2º año, el diferencial parte del 0,79% siempre y cuando se tengan domiciliados unos ingresos de al menos 3.000 euros mensuales y se contrate un seguro de vida con la entidad. Hace unos meses, esta misma hipoteca ofrecía un interés del 1,50 % el primer año y de euríbor + 0,99 % el resto.

    En la línea, la hipoteca variable de Bankinter que recientemente ha pasado de comercializarse a un 1,99 % a un 1,25 % el primer año, y de un euríbor + 0.99 % a un euríbor + 0,75 % el resto.

    O la hipoteca variable de BBVA. En este caso, ahora sigue manteniendo a un interés del 0,89 % el primer año pero, la parte variable se ha reducido: en la actualidad parte de euríbor + 0,69 %, cuando antes lo hacía de euríbor + 0,79 %.

    ¿Qué es mejor hipoteca fija o variable?

    Visto este escenario… ¿qué es mejor una hipoteca fija o una hipoteca variable? Depende. Aunque es cierto el euríbor está viviendo una subida nunca vista (más que por los valores, recordemos que superó el 5,00 % en 2008, por la velocidad en la que está ascendiendo), hay que tener en cuenta que una hipoteca es un préstamo a muy largo plazo, hasta 30 años.

    En todo este tiempo, el tipo de referencia oscilará. A veces con tendencia al alza, a veces con tendencia a la baja. Por tanto, al elegir entre una hipoteca fija u otra variable, hay que tener muy en cuenta:

    • El tipo de interés que elegiremos y que intentaremos que sea lo más bajo posible.
    • Calcular cómo responderá la economía familiar ante diferentes escenarios: con un aumento y una disminución de los ingresos, si elegimos una hipoteca variable si el euríbor alcanza valores muy elevados, etcétera.
    • Nuestra personalidad: si somos una persona a la que nos gusta tener los números controlados y saber qué vamos a pagar cada mes, optaremos por una hipoteca fija. Si no nos importa el riesgo, una hipoteca a interés variable puede ser nuestra opción.

    Así que, si estás buscando hipoteca o quieres mejorar la que ya tienes, te recomendamos que estudies diferentes opciones y, en este aspecto, un comparador de hipotecas como el de CrediMarket te puede ayudar.

    Maica López
    Maica López
    Periodista especializada en información financiera. En CrediMarket.com desde 2013. Antes he trabajado en Bankimia y 20 minutos, entre otros. Me encanta la novela negra, la música y bailar jazz.
    spot_img

    Últimas noticias

    Artículos relacionados

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.