jueves, 13 junio 2024
More

    El «banco malo»: las cinco dudas esenciales sobre la Sareb

    Esta semana en un artículo publicado en Fotocasa desvelábamos las principales dudas que surgen en torno a esta entidad.

    La acuciada crisis que sufre nuestro país desde hace ya 4 años y medio sigue acompañada de una profunda crisis financiera. Después de que los objetivos del Gobierno centraran su atención en reducir el número de entidades bancarias en nuestro país, el proceso de reestructuración sigue todavía en marcha.

    En este proceso de transformación absoluta del panorama financiero español, toma protagonismo la Sareb, una sociedad puesta en marcha para facilitar el saneamiento de algunas entidades bancarias. No obstante, tanto el proceso de constitución como el de traspaso de activos, han guardado siempre numerosas incógnitas.

    La Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reeestructuración Bancaria (Sareb), o el conocido “banco malo”, nació tras el compromiso adquirido por España con el Eurogrupo a raíz de la ayuda al sector financiero español. La finalidad: el traspaso de los activos tóxicos de las entidades nacionalizadas derivados principalmente de préstamos y créditos vinculados al sector inmobiliario.

    Tan sólo unos meses después de su puesta en funcionamiento muchas son las dudas que aún genera este organismo. ¿Qué es?, ¿cómo funciona? y ¿quiénes componen su accionariado? son algunas de las preguntas a las que intentaremos dar respuesta en el siguiente artículo. Cabe destacar que finalmente la Sareb ya cuenta con página web propia.

    5 preguntas sobre la Sareb o banco malo

    1.- ¿Qué es la Sareb y cuál es su principal objetivo?

    La Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria es una sociedad anónima. Su principal cometido es recibir, gestionar y desinvertir de manera ordenada la cartera de activos problemáticos ligados al ladrillo de las entidades nacionalizadas o que hayan requerido de ayudas públicas para venderlos. El plazo estimado es de un máximo de 15 años. El objetivo fundamental de la Sareb es que, al liberar a estas entidades financieras del peso del ladrillo, éstas vuelvan a dedicarse a su principal negocio: conceder créditos.

    2.- ¿Qué activos se traspasan al banco malo?

    Los activos que se traspasan al banco malo incluyen aquellos que se han adjudicado y que superen los 100.000 euros por valor en libros (viviendas terminadas, promociones en curso y solares), los créditos al sector promotor que no excedan los 250.000 euros y las participaciones de control que las entidades tengan en sociedades inmobiliarias.

    A finales de 2012, la Sareb adquirió los activos de las cuatro entidades nacionalizadas (BFA Bankia, Catalunya Caixa, Novagalicia Banco y Banco de Valencia). En el primer trimestre de este 2013, el banco malo asumirá el traspaso de los activos del Grupo 2, es decir, entidades que han recibido ayuda pública pero que no han sido nacionalizadas (BMN, Banco Ceiss, Caja 3 y Liberbank). Para ello, la Sareb hará una nueva ampliación de capital y emitirá deuda subordinada.

    3.- ¿A qué precio se están traspasando los activos?

    Estos activos se están traspasando con un descuento medio del 63,1% sobre el valor bruto de libros. Por tipo de activos, el descuento es del 79,5% para el suelo, del 63,2% para las promociones en curso y del 54,2% para las viviendas terminadas. En el caso de los préstamos a promotores, el descuento medio es del 45,6%, incluyendo recortes del 32,4% para proyectos ya terminados y del 53,6% para créditos destinados a financiar suelo urbano.

    4.- ¿Cómo funciona la Sareb?

    La Sareb emitirá capital por un equivalente al 10% del volumen de la financiación total necesaria. Este capital deberá estar cubierto por inversores privados y el FROB. El 90% restante de la financiación se cubrirá con deuda avalada por el Estado, sin embargo esta deuda no computará como contable, ya que el Estado tiene menos del 50% del capital del banco malo. A cambio de los activos tóxicos, las entidades obtienen bonos canjeables por liquidez en el Banco Central Europeo. Un aumento de liquidez que podría ir destinado a aumentar la concesión de créditos.

    Sareb ha delegado gran parte de la gestión de este organismo y tan sólo se dedica a supervisar. Son las propias entidades que ceden sus activos las que gestionan los activos traspasados durante al menos un año, bajo la supervisión, eso sí, del banco malo. Por esta gestión, los bancos cobran una comisión que, según algunos medios de comunicación, se sitúa entre el 2 y el 2,5%.

    5.- ¿Quienes componen actualmente el accionariado de la Sareb?

    La Sareb completó al 100% su capital inicial con la entrada de 14 inversores, de los que la mayoría son accionistas privados (55%) y el resto capital público (45%). Santander (17,8%) y Caixabank (12,8%) son las entidades que mayor porcentaje de capital aglutinan en el banco malo. Les siguen Sabadell (7,2%), Banco Popular (6,2%), Kutxabank (2,7%) e Ibercaja (1,5%).

    El accionariado de la Sareb está compuesto, además, por dos bancos extranjeros (Deutsche Bank y Barclays), otros siete bancos españoles (Bankinter, Unicaja, Cajamar, Caja Laboral, Banca March, Cecabank y Banco Cooperativo Español) y cuatro aseguradoras (Mapfre, Mutua Madrileña, Catalana Occidente y Axa). El FROB, por su parte, ostenta el 43,1% restante. Desde la pasada semana también Iberdrola forma parte del accionariado de la Sareb que cuenta ya con un capital social de 4.800 millones de euros.

    Maica López
    Maica López
    Periodista especializada en información financiera. En CrediMarket.com desde 2013. Antes he trabajado en Bankimia y 20 minutos, entre otros. Me encanta la novela negra, la música y bailar jazz.
    spot_img

    Últimas noticias

    Artículos relacionados

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.