sábado, 13 abril 2024
More

    Etiqueta energética: qué significa cada valor 

    La etiqueta energética de los electrodomésticos es una escala que los clasifica en función de su consumo. Su objetivo es fomentar el ahorro energético. Te explicamos qué significa cada apartado en esta guía. 

    Más consejos para ahorrar en nuestro apartado de economía doméstica  

     ¿Qué es la etiqueta energética? 

    La etiqueta de eficiencia energética es un adhesivo que debe estar, de forma obligatoria, en una parte visible de ciertos aparatos eléctricos (también debe estar adjuntada en la documentación e instrucciones del mismo) y que nos informa acerca de su nivel de eficiencia energética: si consume más o menos electricidad y agua.  

    Es decir, comparando la etiqueta energética de dos lavadoras o neveras diferentes, por citar dos electrodomésticos cualesquiera, sabremos cuál de ellas es más eficiente.  

    La información que contempla una etiqueta energética se establece en función de unos parámetros que fija la Unión Europea (UE) en función de cada aparato. Aunque se viene usando desde 1994 en todos aquellos electrodomésticos que se han producido en la UE, la escala de la etiqueta energética ha sido modificada recientemente.  

    Cómo es la nueva etiqueta energética 

    El principal objetivo de la tarjeta energética es fomentar el ahorro energético, así como impulsar la producción de electrodomésticos más eficientes. Si hasta hace relativamente poco, la escala se movía entre las letras A y D (recordemos que dentro de A había las clases A+, A++ y A+++), ahora los valores están entre la A y la G.  

    La A, de la que aún no existen aparatos que puedan cumplir con todos los requisitos, es la categoría más eficiente y la G, la menos. De hecho, la gran mayoría de electrodomésticos que se comercializan en la actualidad corresponden a la categoría C de la nueva etiqueta.   

    Qué electrodomésticos llevan la etiqueta energética 

    En la actualidad están obligados a llevar información sobre su eficiencia en la nueva etiqueta estos electrodomésticos: 

    • Neveras y congeladores, incluso los de tipo arcón. 
    • Lavadoras (también las que tienen función de secadora). 
    • Lavavajillas
    • Televisores y pantallas electrónicas. 
    • Ventiladores
    • Aires acondicionados. 
    • Bombillas
    • Aparatos de cocina. 

    Pero lista no es estática, se va actualizando e incrementando en función de los parámetros que establece la UE. 

    Cómo leer la etiqueta de eficiencia energética  

    En una etiqueta de eficiencia energética encontraremos:  

    • Una escala de colores y letras que nos informa del consumo energético que implica la utilización de un determinado electrodoméstico. Los de clase A y B son los más eficientes, los de F y G, los que más consumen.  
    • Pictogramas: varían en cada categoría de producto, y nos dan información sobre la emisión luz, el consumo de agua, los decibelios que emiten, el tiempo de que dura el programa de uso…   
    • Un código QR, en el que hay información ampliada del funcionamiento del electrodoméstico.  

    Por qué es importante mirar la etiqueta energética 

    Mirar y, sobre todo, tener en cuenta los valores que indica la etiqueta energética a la hora de adquirir un electrodoméstico es fundamental, porque no sólo sabremos qué tipo de consumo tiene el aparato que vamos a comprar sino que, si elegimos uno más eficiente, acabaremos ahorrando (aunque su precio de venta sea algo más elevado). 

    Ten en cuenta que los aparatos con mejor clasificación energética consumen menos. Por tanto, ahorraremos en la factura de luz y, si la emplean, también ahorraremos agua.  

    Más allá de lo económico, si la etiqueta energética de nuestro nuevo electrodoméstico lo clasifica como A o B, seremos respetuosos con el medioambiente, porque emitiremos menos gases contaminantes. 

    ¿Es lo mismo una etiqueta de eficiencia energética y una etiqueta de certificado energético? 

    Aunque en esencia pueden parecer sinónimos (y, en realidad, ambos nos informan sobre el consumo energético), no lo son. Una etiqueta de eficiencia energética nos da detalles acerca de la eficiencia energética de un electrodoméstico o aparato eléctrico.  

    Por su parte, un certificado energético no es una etiqueta, es un informe que nos clasifica la eficiencia energética de una vivienda o edificio, según su consumo energético y emisiones de CO2. Este documento, obligatorio cuando se quiere vender o alquilar una casa, lo tiene que redactar un Técnico Certificador Energético. 

    Maica López
    Maica López
    Periodista especializada en información financiera. En CrediMarket.com desde 2013. Antes he trabajado en Bankimia y 20 minutos, entre otros. Me encanta la novela negra, la música y bailar jazz.
    spot_img

    Últimas noticias

    Artículos relacionados

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.