sábado, 15 junio 2024
More

    ¿Has visto la segunda residencia de tu vida?

    spot_img

    Has dado con la casa ideal. Si has encontrado la residencia vacacional perfecta, no la dejes escapar. Podrás disfrutar de ella durante las vacaciones con tu pareja, con toda la familia o invitar a tus amigos a pasar un fin de semana.

    Para poder hacer frente a otra hipoteca, en caso que aún estés pagando la primera, se ha de disponer de ahorros suficientes, de no ser así, tendrás que recurrir a la financiación.

    Aunque el procedimiento de solicitud y aprobación son iguales para una primera vivienda que para una segunda, las condiciones y los requisitos que exige la entidad son distintos.

    La entidad es mucho más estricta cuando solicitas una segunda hipoteca, por lo que puede ser más complicada la concesión.

    Una de las razones es que entiende que el riesgo de impago es mayor. Ante un momento de dificultad económica, la prioridad de pago será la vivienda habitual. Otra es que, la mayoría de veces, la ubicación de estas viviendas dificulta la compraventa.

    En CrediMarket.com te detallamos algunas de las características de las hipotecas para segundas residencias. De esta manera, podrás valorar si ahora es el momento o no.

    Ingresos más elevados

    Disponer de ahorros nos servirá de gran ayuda. Pero también tener un trabajo estable y con cierto tiempo de antigüedad, mejoran las condiciones para la aprobación. Ya que la entidad normalmente, pide a los titulares ingresos más elevados.

    También es importante que el nivel de endeudamiento sea lo mínimo posible, de lo contrario, la entidad puede considerar que nuestro perfil es de riesgo, y no concedernos la financiación.

    Menos financiación

    La financiación que concede el banco para una segunda hipoteca es menor que para una primera hipoteca. Si para la residencia habitual el porcentaje de financiación suele alcanzar el 80 % del valor de tasación para residencia vacacional el banco prestará entre el 60 % y el 75 % del valor de tasación.

    Sube el interés

    El tipo de interés, ya sea a tipo fijo, variable o mixtas para este tipo de hipoteca pueden ser más altos dependiendo de las entidades.

    También es posible que los bancos soliciten vinculaciones, las cuáles son muy parecidas a las de las primeras viviendas: la domiciliación de la nómina, contratación de seguros de hogar y vida…

    Se reducen los plazos

    El plazo de amortización para una primera hipoteca es de 30 años, y en alguna ocasión de hasta 40 años, mientras que para una segunda hipoteca se reduce, y apenas alcanzan los 20 o 25 años como máximo.

    Es importantes evaluar tu situación económica, y determinar si cumples con las condiciones necesarias. Una vez lo tengas claro, no te olvides de comparar las diferentes ofertas, y elegir la que mejor se adapte a lo que estás buscando. Después, a disfrutar!

    Maica López
    Maica López
    Periodista especializada en información financiera. En CrediMarket.com desde 2013. Antes he trabajado en Bankimia y 20 minutos, entre otros. Me encanta la novela negra, la música y bailar jazz.
    spot_img

    Últimas noticias

    Artículos relacionados

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.