sábado, 2 marzo 2024
More

    ¿Qué es el leasing y cuáles son sus finalidades?

    El leasing o contrato de arrendamiento financiero es una de las opciones de financiación a largo plazo más utilizadas por los autónomos y pymes españolas.

    Mediante esta modalidad de financiación la empresa o cliente incorpora un elemento de activo sin perder liquidez. Pero, en qué consiste exactamente el leasing, cuáles son sus ventajas y cuáles sus inconvenientes. En el siguiente artículo explicamos en qué consiste este tipo de financiación, cuáles son sus finalidades y qué tipos de leasing existen.

    Leasing financiero

    El leasing financiero es un sistema de financiación que permite al autónomo o empresa incorporar a su compañía cualquier tipo de activo (mobiliario de oficina, vehículos, etc…) sin necesidad de perder liquidez y a cambio de una cuota de arrendamiento.

    En el leasing financiero intervienen tres factores fundamentales; el cliente, el fabricante del bien arrendado y la empresa de leasing (instituciones que financian la adquisición del bien y la entrega al cliente a cambio de un alquiler que se abona a modo de cuota).

    El importe de las cuotas a pagar incorpora tanto la amortización del bien alquilado, como los intereses, los gastos administrativos y la prima de riesgo por si el cliente falla.

    La duración del contrato de leasing suele coincidir con la esperanza de vida del bien alquilado, aunque suele tener una duración mínima de 2 años para bienes muebles y de 10 años para bienes inmuebles. Una vez finalizado el periodo de arrendamiento, el bien se puede o bien devolver a la empresa de leasing o bien adquirirlo según el precio estipulado en el contrato.

    Antes de decantarse por esta modalidad de financiación es aconsejable saber que:

    1. Durante el periodo que dure el contrato el arrendador financiero es el dueño del bien alquilado pero no es el responsable por el deterioro o pérdida de éste.
    2. El cliente está obligado a permitir inspecciones y a asegurar el bien arrendado a todo riesgo. Además, tanto el mantenimiento como la gestión del bien corre a cargo del cliente.

    Al igual que cualquier otro tipo de financiación, el leasing también está sujeto al pago de comisiones. En la contratación suele aplicarse una comisión por apertura o por estudio e incluso una comisión por ambos conceptos conjuntamente. Además y durante la vida de la operación se pueden aplicar también comisiones por modificación o novación, por cancelación o por reclamación de deudas.

    Otros tipos de leasing

    Al margen del leasing financiero existen otros tipos de leasing:

    1. Leasing operativo: en el leasing operativo al contrario que en el financiero no intervienen 3 agentes, sino que se realiza directamente por la empresa fabricante, es decir, no interviene una empresa de financiación. Además, en el leasing operativo los gastos de gestión y mantenimiento corren a cargo del arrendador.
    2. Lease Back: se trata de una operación menos conocida que el leasing. El lease back es similar al leasing pero a la inversa, es decir, el propietario de un bien lo vende a una agencia de leasing para firmar a continuación un contrato de arrendamiento financiero sobre el mismo. El lease back no supone, además, una merma en el patrimonio empresarial, puesto que el activo se mantiene en el balance.
    Maica López
    Maica López
    Periodista especializada en información financiera. En CrediMarket.com desde 2013. Antes he trabajado en Bankimia y 20 minutos, entre otros. Me encanta la novela negra, la música y bailar jazz.
    spot_img

    Últimas noticias

    Artículos relacionados

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.