miércoles, 17 julio 2024
More

    Alternativas a los depósitos: fondepósitos

    spot_img

    En un artículo publicado en Cotizalia explicábamos en qué consisten los fondepósitos. Un tipo de producto que invierte precisamente parte del capital en depósitos.

    Tras la polémica limitación del Banco de España a los extratipos de algunos productos de ahorro, los pequeños y medianos ahorradores deben buscar ahora alternativas para sus ahorros.

    Entre las diferentes opciones que se presentan ante esta situación, ninguna cuenta con la doble seguridad de los plazos fijos. Los depósitos, aunque ahora remuneren menos que hace un mes, siguen contando con la doble garantía que ofrecen, por una parte, la propia entidad y, por otra, el Fondo de Garantía de Depósitos.

    No obstante, cuando la seguridad no es suficiente y lo que se desea es una mejor remuneración, cabe analizar algunos de los productos que ofrece el mercado. Entre ellos se encuentran los fondepósitos, un producto que invierte en plazos fijos.

    La recomendación del Banco de España a las entidades bancarias para que ajusten la rentabilidad que ofrecen los depósitos bancarios ha puesto el foco de atención en los fondos de inversión y más en concreto en los fondepósitos. Tal y como aseguran desde el comparador Credimarket, el mercado de depósitos registra rebajas de hasta más de un punto porcentual. Pero estos límites no influyen en las gestoras de fondos que podrán seguir ofreciendo competitivas remuneraciones a sus clientes.

    ¿Qué son los fondepósitos?

    Los fondepósitos son fondos de inversión que destinan al menos el 50% de su patrimonio a depósitos bancarios a corto plazo (menos de un año). Estos fondos tratan de diversificar la inversión: la exposición a los depósitos debe estar repartida entre al menos 5 entidades distintas, el resto de la inversión se sitúa en activos de renta fija (pública o privada) a corto plazo.

    Ventajas e inconvenientes

    Se trata de productos relativamente seguros, aunque no están garantizados por el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD). En caso de quiebra de un banco, por tanto, el capital del fondo invertido en alguno de sus depósitos no se beneficiaría de su protección.

    Por otra parte, cuentan con otra desventaja respecto a los depósitos bancarios: las comisiones, que oscilan en este tipo de productos entre el 0,25 y el 1%.

    Las comisiones de gestión de los fondepósitos varían mucho. Suelen ser más elevadas cuanto menores son las cantidades de inversión exigidas. Sin embargo, y al igual que ocurre con el resto de fondos de inversión, los fondepósitos se benefician de las ventajas fiscales de los fondos y dan la opción al partícipe de mover el dinero de un fondo a otro sin tener que tributar por ello.

    Rentabilidad de los fondepósitos

    En 2008, después de que se autorizase a las Instituciones de Inversión Colectivo a invertir en depósitos, los fondepósitos vivieron su particular «boom». Actualmente y según datos de la patronal del sector de fondos de inversión Inverco, a cierre de 2012 los fondepósitos contaban con un patrimonio de 3.125 millones de euros.

    La mayoría de las grandes gestoras españolas tienen algún tipo de fondo de inversión que invierte mayoritariamente en depósitos. Santander AM se coloca como la gestora con mayor volumen de este tipo de productos (1.213 millones de euros a cierre del año pasado).

    Por rentabilidad, en 2012, Banco Espirito Santo fue quien mayor rendimiento obtuvo en su fondepósito. El ESAF Fondepósito 2013 cerró el año anterior con una remuneración del 3,92% (muy cerca del 4% que ofrecían los mejores depósitos bancarios). Este fondo se compone de una cartera ampliamente diversificada formada por depósitos de 9 entidades bancarias con una calidad crediticia media de BBB+ por S&P.

    Entre las principales posiciones de este fondepósito se encuentran depósitos en Caja Murcia (19,30%), Bankia (18,33%) y Banco Popular (17,37%), según datos de la compañía de análisis de inversion Morningstar. La comisión de gestión de este producto de Banco Espirito Santo es del 0,6% mientras que la comisión de suscripción se sitúa en el 5%.

    Con rentabilidades cercanas al 3% terminaron el año otros fondepósitos. Es el caso de CCM Fondepósito que obtuvo un rendimiento al cierre de 2012 del 2,9% mientras que BMN Fondepósito cerró el año anterior con una remuneración anual del 2,7%.

    Es de esperar que los pequeños ahorradores que persigan retornos atractivos para su dinero se empiecen a fijar en este tipo de productos. Las gestoras esperan que parte del dinero que salga de los depósitos bancarios se termine destinando a los fondepósitos.

    Maica López
    Maica López
    Periodista especializada en información financiera. En CrediMarket.com desde 2013. Antes he trabajado en Bankimia y 20 minutos, entre otros. Me encanta la novela negra, la música y bailar jazz.
    spot_img

    Últimas noticias

    Artículos relacionados

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.