domingo, 23 junio 2024
More

    Qué hacer si la declaración de la renta sale a pagar y no se tiene el dinero

    spot_img

    Positivo o negativo. A pagar o a devolver. Son algunas de las sentencias que más se oyen en los últimos días, coincidiendo con la campaña de la renta. En muchos casos, los contribuyentes se ven obligados a pagar a Hacienda pero no siempre se dispone del dinero, y menos aún cuando se trata de una cantidad elevada.

    En estos casos, existen varias opciones, que analizamos en un artículo publicado en Prensa Ibérica. Así, se puede solicitar un fraccionamiento de los pagos, normalmente en dos veces, también se puede pedir que se aplace el desembolso o financiar la deuda a través de un préstamo para la renta, de los que existen varios en el mercado.

     

    Para estas fechas, muchas personas se plantean la misma pregunta: ¿qué hago si  la declaración de la renta sale positiva y no puedo hacer frente al pago? En estos casos, el contribuyente cuenta con varias  posibilidades:

    • Fraccionar el pago de la deuda
    • Solicitar un aplazamiento de su desembolso
    • Financiar la deuda a través de un préstamo renta

    Determinadas entidades financieras ponen a disposición de sus clientes préstamos renta, mediante los cuales, la entidad adelanta el dinero a devolver a la Hacienda Pública.

    Características de los préstamos renta

    Muchos de estos créditos y préstamos personales no aplican tipos de interés aunque sí comisiones de estudio y de apertura elevadas. Este sería el caso, por ejemplo, del Préstamo Credi Renta db de Deutsche Bank.

    Este préstamo se ofrece a un tipo de interés del 0,00% aunque aplica una comisión de apertura del 3,00% (mínimo 75 euros) y una comisión de estudio del 1,00% (mínimo 30 euros). A la hora de contratar uno de estos préstamos es aconsejable fijarse detenidamente en la TAE (Tasa Anual Equivalente) para conocer el coste real del crédito.

    En el caso del Préstamo Credi Renta db, la TAE (sumando la comisión de apertura y la comisión de estudio) para un plazo de amortización de 1 año y un importe de 3.000 euros es del 7,87%. Algo más elevada es la TAE del Préstamo CrediRenta de Banc Sabadell si tenemos en cuenta que tiene un plazo de amortización máximo de nueve meses. En concreto una TAE del 10,35% (comisión de apertura del 3,00% y de estudio del 1,00%).

    En el préstamo de Banc Sabadell, el importe mínimo a financiar es de 300 euros y no tiene límite de importe máximo. Otros préstamos renta sí que tienen establecido un límite de importe máximo. Así, por ejemplo, el Préstamo Renta de Novanca financia un máximo de 1.000 euros.

    En este caso, el requisito para su contratación es el de ser cliente de cuenta nómina (con una antigüedad de al menos 3 meses). Por lo general, los plazos de amortización de estos préstamos van desde los 9 meses, como el préstamo de Novanca, hasta los 12 meses, como el préstamo Credirenta de Cajamar ofrece un plazo de devolución hasta el mes de abril del próximo año.

    Otras entidades financieras, además de préstamos renta, ofrecen a sus cliente servicios integrales para hacer la declaración de la renta. Sería el caso de Unicaja. A través de su Servicio de Renta Fácil ofrece al contribuyente tres vías distintas para presentar la declaración de la renta: a través de Internet, por teléfono o acudiendo directamente a una sucursal de la entidad.

    Unicaja tiene en el mercado el Préstamo Renta Fácil que se comercializa sin comisiones si se tiene o, se contrata, un seguro de vida o un plan de pensiones.

    Algunos de estos préstamos -como es el caso del CrediRenta de Banc Sabadell- se pueden contratar directamente a través de Internet. Este tipo de préstamos, como ocurre con el resto de préstamos, están sujetos a la aprobación del departamento de riesgos de la entidad financiera.

    Otras alternativas

    Más allá de los préstamos renta existen otras vías para financiar la declaración de la Renta si ésta sale positiva. Anticipos de nómina, tarjetas de crédito e incluso préstamos rápidos se presentan como algunas de las opciones que existen en el mercado para hacer frente a ese posible desembolso.

    Estas tres opciones están sujetas al pago de intereses que, en el caso de las tarjetas de crédito (si el pago es aplazado) y en el caso de los préstamos rápidos, es de los más altos del mercado. Superan en ambos casos el 15% TAE. Los anticipos de nómina no cobran, por lo general, intereses aunque sí aplican una comisión de apertura cercana al 3,00%.

    Maica López
    Maica López
    Periodista especializada en información financiera. En CrediMarket.com desde 2013. Antes he trabajado en Bankimia y 20 minutos, entre otros. Me encanta la novela negra, la música y bailar jazz.
    spot_img

    Últimas noticias

    Artículos relacionados

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.