viernes, 1 marzo 2024
More

    ¿Qué son las tarjetas revolving?

    Las tarjetas ‘revolving’ son un producto de financiación similar a una línea de crédito. Desde hace algún tiempo están en el ojo de mira por los intereses que cobran, bastante por encima de la media. Si estás pensando en contratar una tarjeta revolving, te recomendamos que leas este artículo.  

    Encuentra la mejor tarjeta para ti con nuestros expertos 

    Tarjeta revolving: ¿Qué es? 

    Una tarjeta revolving es un producto de financiación similar a una línea de crédito. Se trata de unas tarjetas que forman parte de los denominados préstamos revolving, que los bancos otorgan a clientes que cumplen con cierto perfil crediticio. 

    El titular cuenta con una cantidad de dinero que está siempre disponible. Si la utiliza, lo puede devolver en varias cuotas mensuales, añadiendo un tipo de interés. Este es siempre bastante más elevado que el de un préstamo al consumo

    Si no usa el crédito (puede usar la tarjeta como sólo un método de pago), el titular de la misma no pagará nada por él.   

    ¿Por qué se les llama tarjetas revolving?  

    Se llaman tarjetas revolving porque toman su nombre del inglés. ‘To revolve’ significa girar, rotar, como el crédito que ofrecen, que se renueva a medida que se va devolviendo el dinero.  

    Según la definición del Banco de España, una tarjeta revolving: «es un crédito rotativo equiparable a una línea de crédito permanente”. 

    ¿Cuánto crédito puede tener una tarjeta revolving? 

    El importe del que se puede disponer en una tarjeta revolving depende de la entidad y del perfil de la persona que la solicite. Lo más habitual es que oscile entre los 600 y 6.000 euros.  

    ¿Son ‘peligrosas’ las tarjetas revolving? 

    Se considera que hay que ir con cuidado cuando se usan tarjetas revolving por los intereses que generan, las comisiones que aplican y otros gastos que se van sumando y se financian junto a otras operaciones. 

    Esto implica que, al tener unos intereses muy altos y que la deuda se paga a través de cuotas bajas, la amortización se acaba alargando en el tiempo y la cifra que se acaba abonando por el concepto de los intereses es muy elevada. 

    ¿Qué tipo de interés aplican las tarjetas revolving?  

    Aunque no podemos precisarlo ya que cada entidad tiene su propio criterio al respecto, el tipo de interés que aplican las tarjetas revolving es más elevado que el de un préstamo al consumo al uso.  

    Según datos del Banco de España, el interés medio de un crédito al consumo ronda el 8,00% mientras que el de las tarjetas de crédito y revolving roza el 20%.  

    Precisamente por el tipo de interés que han llegado a aplicar (hasta el 27 % en algunos casos), las tarjetas revolving han estado envueltas de polémica. De hecho, varias entidades de consumidores y titulares particulares las han llevado a los tribunales para reclamar intereses abusivos.  

    ¿Cuándo se considera que las revolving son tarjetas abusivas? 

    Una tarjeta revolving aplica unos intereses abusivos cuando estos rozan la usura. Según el último fallo del Tribunal Supremo, para que se pueda considerar como tal tiene que superar en seis puntos porcentuales el tipo medio que establezca el Banco de España

    “Consideramos más adecuado seguir el criterio de que la diferencia entre el tipo medio de mercado y el convenido sea superior a seis puntos porcentuales”, recoge en una sentencia el Alto Tribunal en una sentencia de 2023, en la que estableció estos límites.

    Para hacer la estimación, toma como referencia a seguir una estadística del Banco de España en la que se establece la TAE media de los préstamos sin comisiones

    ¿Cómo reclamar intereses abusivos de una tarjeta revolving? 

    Se puede reclamar los intereses cobrados de más en una tarjeta revolving, básicamente, a través de dos vías. Demandando a la entidad, en un proceso judicial o intentando llegar a un acuerdo con el propio banco o financiera. Te explicamos ambas alternativas en los siguientes puntos. 

    Eso sí, se escoja la que se escoja, en caso de aceptarse que la tarjeta revolving aplicaba unos intereses abusivos, se producir una devolución de los intereses de más que se hayan pagado pero no se devolverá el importe de la deuda, que se mantiene.  

    Reclamar los intereses abusivos de una tarjeta revolving en una demanda 

    Reclamar el dinero cobrado de más en una tarjeta revolving a partir de una demanda es una de las formas más conocidas de llevar a cabo la reclamación. Ya no solo a nivel individual sino que también de forma colectiva, y es que diferentes asociaciones de consumidores y de usuarios de banca han elevado las demandas. 

    En estos casos, el porcentaje de éxito es elevado pero no está asegurado al 100 %. Y es que hay juzgados que, históricamente, han fallado a favor de la banca. Un punto a tener en cuenta es que, debido a las demoras en los procesos judiciales, desde que se presenta la demanda hasta que se dicta sentencia pueden pasar varios meses. En este intervalo, no se puede utilizar la tarjeta revolving.  

    En caso de ir a juicio y ganarlo, si el titular de la tarjeta aún le queda un importe pendiente con la financiera, tendrá que devolverlo en el plazo y en la forma que requiera el banco. Si no lo hace, podría verse envuelto, de nuevo, en nuevos procesos judiciales. 

    Por otra parte, esta forma de actuación tiene un coste, tanto se gane como se pierda el juicio. 

    Reclamar por la tarjeta revolving con un acuerdo con la entidad 

    Reclamar lo cobrado de más en una tarjeta revolving al propio banco o financiera que nos la ha comercializado es una forma desconocida pero, en algunas ocasiones, más rápida y económica. 

    Así, se puede contactar con el servicio de atención al cliente de la entidad en la que se tiene contratada la tarjeta revolving y hacer directamente la reclamación. 

    Para que quede constancia, esta siempre se debe presentar por escrito. En pocas semanas no solo se puede haber negociado sino que además se puede tener una respuesta. Durante todo este tiempo, si se necesita, se puede seguir utilizando la tarjeta revolving. 

    Todo este proceso que se lleva a cabo directamente con la entidad es gratis, no tiene coste. 

    Una vez se llegue a un acuerdo con el banco, el titular de la tarjeta revolving un nuevo contrato con las nuevas condiciones. Esto le permitirá seguir usando la tarjeta, con las nuevas condiciones.  

    ¿Buscas una tarjeta?

    Si estás buscando una tarjeta de crédito que se ajuste a tus necesidades y perfil, desde CrediMarket te podemos ayudar. Puedes visitar nuestro apartado de tarjetas y ver y comparar la oferta actual. Además, puedes suscribir online la que te interese.

    Maica López
    Maica López
    Periodista especializada en información financiera. En CrediMarket.com desde 2013. Antes he trabajado en Bankimia y 20 minutos, entre otros. Me encanta la novela negra, la música y bailar jazz.
    spot_img

    Últimas noticias

    Artículos relacionados

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.