sábado, 13 julio 2024
More

    Reserva de dominio de coche: todo lo que debes saber 

    spot_img

    Qué es la reserva de dominio en un coche y qué implica. Qué riesgos tiene, cómo se puede cancelar paso a paso y qué papel tiene la DGT. Te respondemos a todas estas preguntas (y más) sobre la reserva de dominio en este artículo.

    ¿Buscas financiación para un coche? Haz clic aquí

    ¿Qué es la reserva de dominio de un coche? 

    La reserva de dominio es una cláusula que se incluye en muchos contratos de financiación de una compraventa, sobre todo de coches.

    Se trata de un acuerdo entre el comprador y el vendedor que implica que el bien financiado es propiedad de la entidad financiera en la que se ha solicitado el préstamo para adquirirlo hasta que se devuelva todo el dinero. La reserva de dominio está regulada por la Ley de Venta a Plazos de Bienes Muebles.  

    ¿Qué implica la reserva de dominio de un coche? 

    La principal consecuencia de la reserva de dominio de un coche es que este será propiedad de la entidad financiera hasta que esté totalmente pagado. Por tanto, hasta que eso suceda, el comprador podrá utilizarlo, pero no tendrá su titularidad ni será ni de su propiedad.  

    Así, si existe la reserva de dominio, el comprador no podrá vender, cambiar la titularidad o dar de baja el vehículo si no cuenta con una autorización expresa de la financiera o hasta que no salde la deuda. 

    ¿Quién cancela la reserva de dominio? 

    La reserva de dominio del coche no se elimina automáticamente, una vez se ha acabado de pagar el préstamo. Es el comprador quien, cuando haya saldado la deuda, debe cancelarla.

    Si no lo hace, y por mucho que ya no exista deuda pendiente, la titularidad del vehículo ya que sobre él seguirá existiendo la reserva de dominio.  

    Levantamiento de reserva de dominio: cómo hacerla paso a paso 

    Lo recomendable es que los pasos para iniciar la cancelación de la reserva de dominio se empiecen cuanto antes, una vez se ha abonado la última cuota del préstamo coche. Y son, básicamente, cuatro pasos:  

    1. Acudir al Registro de Bienes Muebles de la ciudad en la que se haya matriculado el coche y pedir una nota simple.  
    1. Solicitar a la financiera en la que se tenía el préstamo coche la carta de pago, documento similar al certificado de deuda cero de la hipoteca, que confirma que ya no hay cargas. 
    1. Regresar al Registro, aportar ambos documentos y pedir el levantamiento de la reserva de dominio
    1. Confirmar en la Dirección General de Tráfico (DGT) que el vehículo se encuentra, finalmente, a nombre del propietario. Este trámite puede hacerse online 

    Todo el proceso puede alargarse hasta dos meses, en función de la agilidad de la financiera. Aunque se recomienda llevar a cabo el último paso (comprobar que se ha levantado la reserva de dominio coche en la DGT), unos 15 días después de haber solicitado la cancelación en el Registro.  

    Además, el levantamiento de dominio de un coche no es gratis. Las tasas que aplica la DGT para ello son de 69,95 euros en junio de 2024.   

    Cómo sé si un coche tiene reserva de dominio 

    Básicamente, hay dos formas de saber si un coche tiene reserva de dominio: 

    1. Solicitar un informe detallado del vehículo. Se pide en la DGT. Habrá que indicar la matrícula del coche y pagar lo que cueste el trámite, que se puede hacer online.  
    1. Pedir una nota simple en el Registro de Bienes Muebles de la provincia en el que se haya registrado el coche. También se deberá informar de la matrícula y abonar las tasas.  

    ¿Se puede vender un coche con reserva de dominio? 

    Teóricamente, no se puede vender un coche financiado. El usuario del vehículo no será su propietario y no poder vender el coche si no ha cancelado totalmente la deuda y levantado la reserva de dominio. Con todo, hay varias fórmulas que nos permiten cancelar la reserva: 

    • Pedir un préstamo personal y cancelar la deuda pendiente. Una vez amortizada anticipadamente la deuda, proceder al levantamiento de la reserva de dominio. Es la fórmula más recomendable y segura tanto para el comprador como para el vendedor.  
    • Informar al comprador de la existencia de la reserva de dominio y, en caso de aceptarla y asumirla, modificar el contrato e incorporarle como futuro titular del coche. 
    • Adelantar, por parte del comprador, el importe pendiente de amortizar para que el vendedor cancele la deuda. Una vez saldada, proceder al cambio de titularidad.  
    Maica López
    Maica López
    Periodista especializada en información financiera. En CrediMarket.com desde 2013. Antes he trabajado en Bankimia y 20 minutos, entre otros. Me encanta la novela negra, la música y bailar jazz.
    spot_img

    Últimas noticias

    Artículos relacionados

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.