viernes, 1 marzo 2024
More

    Depósitos en divisas: ¿La opción más segura?

    Son muchos los ahorradores que temen un corralito financiero o una posible salida de España del Euro. En este artículo publicado esta semana en El Economista describimos las características y oferta actual de depósitos en moneda extranjera

    Cada vez son más los inversores que no sólo miran fuera de nuestras fronteras como refugio a sus inversiones sino que deciden proteger sus ahorros en divisas distintas al euro.

    Una exposición a otras monedas que se puede hacer de varias maneras, o bien a través de acciones, de fondos de inversión, de ETF (fondos cotizados) e incluso invirtiendo directamente en el mercado de divisas, o bien a través de productos algo más seguros como las cuentas o depósitos en divisas.

    Un producto de ahorro conservador que, hoy por hoy, asegura una rentabilidad muy moderada. A pesar de su perfil conservador, los depósitos en divisas no están exentos de unos riesgos que es importante conocer y evaluar.

    ¿Qué son los depósitos en divisas?

    Los depósitos en divisas son productos de ahorro similares a los depósitos en moneda nacional, con la salvedad de que la operación se realiza en otra divisa distinta al euro.

    Las monedas más habituales para este tipo de producto suelen ser la libra esterlina y el dólar estadounidense, aunque también se encuentran en el mercado ofertas de depósitos en otras monedas como el yuan chino, el yen japonés, el franco suizo, el dólar canadiense y el dólar australiano.

    A la hora de contratar un depósito en una divisa distinta al euro se recomienda tener en cuenta 2 aspectos importantes:

    • El cambio de divisas: es importante conocer a la perfección el mercado de divisas y optar por la contratación de un depósito en divisas cuando el euro se aprecie. Sin embargo, para lograr un beneficio al vencimiento del producto es preciso realizar el cambio únicamente cuando la moneda elegida para el depósito haya aumentado de valor respecto al euro.
    • El tipo de interés: se puede hablar de depósitos en divisas a tipo fijo y depósitos en divisas a tipo variable, donde la rentabilidad ofrecida se referencia a un índice distinto al euribor, que suele ser el Libor (London Interbank Offered Rate), la tasa de interés con la que las entidades financieras ofrecen fondos a otros bancos en el mercado interbancario.

    La rentabilidad obtenida vendrá derivada del tipo de interés fijo o variable y de la oscilación de precios de la divisa.

    Para eliminar el riesgo asociado al cambio de divisas, los bancos ofrecen un seguro que garantiza el tipo de cambio de la divisa al vencimiento de la operación. Aunque este seguro, que se contrata simultáneamente con el depósito, puede suponer una menor rentabilidad final del depósito, en el caso de que el tipo de cambio se mueva a posiciones ventajosas, ofrece una mayor seguridad ante posibles pérdidas.

    Otro de los aspectos a tener en cuenta a la hora de contratar un depósito en divisas es el coste. Estos productos de ahorro tienen dos tipos de comisiones; la comisión por cancelación anticipada -que suele ser del 1%- y la comisión por cambio de divisa, que suele ser del 0,25%, con un importe mínimo 6 euros.

    Oferta de depósitos en divisas

    Las ofertas actuales que vemos de depósitos en divisas son escasas y sus rentabilidades, paupérrimas, debido a los actuales tipos de cambio de otras monedas respecto al euro. Es decir, si lo que se busca es una buena remuneración por sus ahorros éste no es el tipo de producto que más conviene.

    Los depósitos en divisas están diseñados básicamente para personas que cobran una renta en divisas y mantienen en España una cuenta con esa moneda.

    Dentro de la oferta actual encontramos sólo depósitos a plazo fijo. Entidades como Bankinter, Oficinadirecta.com o Citibank comercializan en estos momentos depósitos en divisas, aunque, como decimos, con rentabilidades poco atractivas.

    Así, por ejemplo, el Depósito en libras esterlinas a 1 año de Oficinadirecta.com ofrece una TAE del 1,00%. Rentabilidad que cae a la mitad – hasta un 0,50%- en su Depósito a 1 año en dólares.

    Las Imposiciones a Plazo Fijo de Bankinter tampoco destacan por sus remuneraciones. La IPF en libras a 1 año ofrece una TAE del 0,40%. Bankinter comercializa también una IPF en libras a 2 meses con una TAE del 0,06% y una IPF en dólares a 1 mes que ofrece una rentabilidad del 0,22%.

    Por su parte, Citibank ha tirado por los suelos las imposiciones en dólares de sus depósitos. El Depósito Tradicional en dólares a 12 meses ofrece una TAE de tan sólo el 0,210%.

    Las rentabilidades que ofrecen estos productos son poco competitivas sobre todo teniendo en cuenta las remuneraciones que algunos depósitos en euros ofrecen en estos momentos que superan el 4,00% TAE a un año.

    Imagen I oceandesetoiles

    Maica López
    Maica López
    Periodista especializada en información financiera. En CrediMarket.com desde 2013. Antes he trabajado en Bankimia y 20 minutos, entre otros. Me encanta la novela negra, la música y bailar jazz.
    spot_img

    Últimas noticias

    Artículos relacionados

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.