sábado, 25 mayo 2024
More

    Cómo desgravar la hipoteca en la declaración de la renta 2023

    ¿Sabes cuándo te puedes desgravar la hipoteca? ¿Lo puedes hacer tanto cuando adquieres una primera como segunda residencia? ¿Y si la tienes alquilada? La respuesta a estas y más preguntas, aquí.

    Toda la información sobre la declaración de la renta 2023, aquí

    Cuándo puedo desgravar la hipoteca

    Para poder desgravar la hipoteca en una declaración de la renta se tienen que cumplir una serie de requisitos:

    1. Solo se podrá desgravar la hipoteca en la declaración de la renta si se adquirió el inmueble antes del 1 de enero de 2013, puesto que todos los adquiridos a partir de esa fecha no desgravan, aunque se está obligado a incluirlo en la declaración.  
    2. Solo se puede desgravar la hipoteca sobre una vivienda habitual. Y, según la legislación tributaria, considera vivienda habitual aquella en la que el contribuyente vive durante un plazo continuado de, al menos, tres años. Ol aquella en la que el contribuyente reside durante un plazo de doce meses desde la fecha de su adquisición o del término de las obras. 
    3. Además, se podrá desgravar la hipoteca de la declaración de la renta si la cuantía económica va dirigida en su totalidad para comprar el inmueble. Esto es relevante saberlo, ya que muchas veces, cuando solicitamos el préstamo al banco, además de concederlo para la compra de la vivienda, pueden sumar una cantidad de dinero destinada a la reforma del inmueble o para amueblarlo. Por tanto, solo desgravaría el préstamo que se destine a la compra de la casa. El resto, no. 
    4. La hipoteca tiene que recaer sobre bienes inmuebles, en ningún caso desgravaría si recae en bienes muebles, que son aquellos que se caracterizan por su movilidad y que pueden ser trasladados de lugar (los propios muebles, cosas de decoración, electrodomésticos, cuadros, coches, etc). En cambio bienes inmuebles son los que no se pueden mover (ejemplo una casa). 
    5. Debes haber deducido por la vivienda en al menos un periodo impositivo anterior a 2013 para poder seguir haciéndolo. 

    Solo si se cumplen con todos estos requisitos, te podrás desgravar la hipoteca en la declaración de la renta. El máximo es de un 7,5% de las cantidades satisfechas en el año fiscal, con un límite de 9.040 euros anuales (incluye las cuotas de la hipoteca y otros gastos relacionados con la compra, como por ejemplo la escritura pública).

    Hipoteca sobre segunda residencia

    La ley tributaria define como segunda residencia aquella vivienda en la que no se vive de forma habitual. Es decir, no es tu vivienda principal, en la que pasas la mayor parte de tu tiempo. Podríamos clasificar las segundas residencias en dos tipos: 

    • Viviendas vacacionales: inmuebles que se usan para algo esporádico o puntual. Por ejemplo, una casa en la playa a la cual solo vamos en verano, o una casa en la montaña y solo vamos los fines de semana o en Navidad. Por tanto, son viviendas donde no residimos y solo hacemos uso de ella un determinado tiempo en el año. 
    • Bienes de inversión: viviendas cuya finalidad no es residir en ellas sino sacarle beneficio económico, por ejemplo arrendándola. 

    En cualquier caso, si la hipoteca está contratada sobre una segunda residencia, no desgrava. También es clave saber que una segunda vivienda, aunque no la alquilemos y esté vacía la mayor parte del año, tiene una serie de imputación de rentas inmobiliarias. Y es que Hacienda considera que, aunque no la alquilemos, brinda la posibilidad potencial de sacarle un rédito económico. Es por este motivo que se le imputa una renta del 2 % del valor catastral del inmueble. 

    Desgravar hipoteca en una vivienda alquilada a terceros 

    La hipoteca sobre vivienda la tenemos arrendada a terceras personas no nos desgravará, aunque la hayamos firmado antes de enero de 2013. 

    En cambio, el dinero que logremos por alquilarla se considera rendimiento de capital inmobiliario y tributa en la base imponible general (descontando gastos obligatorios como IBI, comunidad de vecinos, seguros, amortizaciones).  

    ¿Se puede desgravar una hipoteca con dos titulares? 

    Sí, se puede desgravar una hipoteca con dos titulares. Cada uno de ellos podrá desgravar su parte correspondiente de la hipoteca en su declaración de la renta, siempre que cumplan los requisitos que te hemos explicado en el primer apartado, Cuándo puedo desgravar la hipoteca.  

    En este caso, la cantidad máxima a desgravar en una hipoteca con dos titulares serían 9.040 euros anuales por cada uno de ellos. Por tanto, si dos titulares pagan conjuntamente una hipoteca, ambos podrían deducirse hasta 18.080 euros en total (9.040 euros cada uno). 

    ¿Desgravan los gastos de cancelación de hipoteca? 

    Cancelar una hipoteca origina una serie de gastos como la propia comisión por cancelación anticipada, los gastos de notaría, el registro de la propiedad, etc. La legislación no permite la desgravación de los gastos asociados a la cancelación de una hipoteca

    ¿Qué sucede si fallece uno de los titulares de la hipoteca? 

    Si una hipoteca tiene un solo titular y éste fallece, el dinero pendiente de pago pasa a sus herederos.

    En cambio, si una hipoteca tiene dos titulares y uno fallece, pueden darse distintas variables. Si el difunto disponía de un seguro de vida sobre la hipoteca, su parte de deuda quedará liberada.

    Si no, serán sus herederos quienes, si aceptan la herencia, tendrán que asumirla (recuerda que los herederos reciben tanto los derechos como las obligaciones de un difunto).

    ¿Desgrava una ampliación de la hipoteca? 

    No todas las ampliaciones de hipoteca pueden desgravarse. La ley solo ofrece esa posibilidad si el dinero extra se utiliza para la compra o la mejora de la vivienda habitual, y siempre que la vivienda se haya adquirido antes del 1 de enero de 2013. 

    Fiscalidad de hipotecas en la Comunidad de Valencia 

    Las deducciones por compra de vivienda habitual en la Comunidad Valenciana son algo diferentes ya que dependen del perfil del propietario. Estos son los beneficiarios: 

    • Jóvenes menores de 35 años
    • Personas  que presenten una discapacidad física con un grado de minusvalía igual o superior al 65%, o una discapacidad psíquica con un grado de minusvalía igual o superior al 33%. 

    Estos dos grupos de propietarios podrán desgravarse el 5% de las cantidades satisfechas durante el periodo impositivo a excepción de los intereses. De esta manera, podrán desgravarse las cuotas pagadas de la hipoteca durante el ejercicio fiscal, descontando los intereses.  

    Pero han de cumplirse un requisito: la suma de la base imponible general y del ahorro en la declaración de la renta no puede ser superior a 15.039,18 euros. 

    Y para saberlo todo sobre la declaración de la renta 2023, visita nuestro especial

    spot_img

    Últimas noticias

    Artículos relacionados

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.