sábado, 2 marzo 2024
More

    Qué es una hipoteca 

    Una hipoteca es un préstamo a muy largo plazo y por muy alto importe que se solicita, habitualmente, para adquirir una vivienda. Y es precisamente ese inmueble el que se usaría como garantía ante un hipotético impago. En este artículo te explicamos qué es una hipoteca y todos los aspectos relacionados con ella.  

    Compara y consigue la mejor hipoteca 

    Qué es una hipoteca 

    Una hipoteca es, según define el Banco de España, un tipo de préstamo a través del cual accedemos a “una importante cantidad de dinero, habitualmente, para comprar una vivienda o rehabilitarla».

    Además, añade que su contratación es una “decisión financiera muy importante”. No es para menos ya que estaremos ligados a ella durante muchos años. 

    Por tanto, y más allá de qué es una hipoteca, es muy importante conocer qué implica su contratación, que significa cada uno de los términos, los tipos de hipotecas que existen, etcétera. En este artículo, te respondemos a todas estas y otras preguntas. 

    Principales términos de una hipoteca 

    Para saber qué es una hipoteca, debemos conocer sus componentes y son, básicamente, los siguientes:  

    • Capital: es el dinero que nos presta el banco.  
    • Tipo de interés: es el precio que el banco nos cobra por el hecho de prestarnos un capital. 
    • Plazo de amortización: es el tiempo en el que devolveremos el capital que nos deja el banco más los intereses que genere.  
    • Garantías: en el caso de las hipotecas es un inmueble, habitualmente el que se va a adquirir con el capital.  

    Más allá, hay otros condicionantes como, por ejemplo, las comisiones, que son otros gastos que nos cobra la entidad financiera por el hecho de gestionar la hipoteca.  

    Para qué se pide una hipoteca 

    Las finalidades por las que se pide una hipoteca pueden ser variadas. Estas son las más habituales, aunque puede haber más:  

    • Comprar una primera vivienda
    • Adquirir una segunda residencia
    • Construir tu propia casa, como las hipotecas autopromotor.  
    • Comprar un local comercial
    • Reunificar deudas
    • Financiar una reforma integral. 
    • Emprender un nuevo negocio.  
    • Aceptar una herencia.  
    • Etcétera. 

    Tipos de hipoteca según el tipo de interés 

    Además de por su finalidad, las hipotecas se pueden clasificar en función del tipo de interés que aplican. Es decir, cómo se calcula el precio que el banco le pone al préstamo. Así, pueden ser: 

    • Hipotecas fijas: el tipo de interés es el mismo durante todo el plazo de amortización, por lo que las cuotas serán siempre iguales. Es decir, se pagará lo mismo, a no ser que se cambie alguno de los términos (se den de baja productos bonificables, se pida algún tipo de novación, etcétera).  
    • Hipotecas variables: el tipo de interés consta de dos sumandos, un diferencial que se mantiene estable durante todo el plazo de amortización y un tipo de referencia que se va actualizando en función del valor que marque en cada revisión. Así, si este sube las cuotas son más caras que el periodo anterior y si baja, más baratas. El tipo de referencia mayoritario en España es el euríbor y las revisiones se suelen hacer cada 6 o 12 meses.
    • Hipotecas mixtas: son una mezcla de las dos anteriores. Tienen un tipo fijo inicial, puede alargarse hasta los primeros 10 años, y un variable hasta acabar el plazo.  

    Otros tipos de hipoteca 

    Existen otros tipos de hipoteca, en función de a quién va destinada o cómo es el préstamo. Los listamos aquí: 

    • Hipotecas para colectivos: están destinadas a públicos concretos y tienen condiciones especiales, normalmente más ventajosas, sólo para ellos. Las más comunes son las hipotecas para jóvenes, para menores de 35 años, y las hipotecas para funcionarios, para trabajadores de la Administración Pública.  
    • Hipoteca puente: cuando se quiere comprar una nueva vivienda mientras se vende la actual, que está hipotecada, sin prisas.  
    • Hipoteca inversa: un banco para una renta a cambio de un inmueble. Sólo pueden acceder a ellas propietarios de viviendas de más de 65 años o con una discapacidad igual o mayor al 33 %.   
    • Hipotecas verdes: para la construcción o compra de viviendas sostenibles.  
    • Hipotecas 100 %: financian la totalidad del valor de tasación o compraventa del inmueble.  
    • Hipotecas multidivisa: son un producto financiero complejo, no apto para el público en general. El principal motivo es que se pagan en una moneda diferente al euro y, al calcular las cuotas, también se debe tener en cuenta el valor de cambio de la moneda.  

    Características generales de una hipoteca 

    Las condiciones de las hipotecas pueden variar en función de la finalidad, el perfil financiero y crediticio de la persona que la solicita, etcétera. A pesar de ello, todas suelen tener el mismo punto de partida. En general, estos son los estándares de una hipoteca: 

    • Tienen una vivienda como garantía, habitualmente, será la que se va a adquirir (si se pide para comprar una). 
    • Financian hasta el 80 % del valor de tasación o compraventa del inmueble. 
    • El plazo de amortización se alarga hasta 30 años.  
    • El tipo de interés de una hipoteca suele ser bastante inferior al de un préstamo al consumo. 
    • A su vez, el tipo de interés de una hipoteca puede ser fijo, variable o mixto.  

    Quién puede conseguir una hipoteca 

    Una hipoteca es un préstamo por una cantidad de dinero más que considerable. Además, estaremos ligados a ella durante mucho tiempo. Es por estos dos motivos por los que los bancos estudian muy a fondo el perfil de la persona o personas que la solicitan. Así, y aunque no hay una receta mágica, tienes muchos números ganados si vas a pedir una hipoteca y: 

    • Cuentas con un trabajo fijo y estable. Tienes un plus si, además, cuentas con una antigüedad de más de dos años.  
    • Tus ingresos son suficientes como para hacer frente a las cuotas de la hipoteca, más otros gastos que puedas tener.  
    • Tienes un nivel de endeudamiento sano. No destinas más del 35 % de tus ingresos a pagar deudas.  
    • Cuentas con ciertos ahorros (al menos, el 30 % del valor de tasación o compraventa del inmueble). 
    • No has estado nunca en listados de morosidad, como ASNEF.  
    • Presentas toda la documentación que te pida el banco en el tiempo que acordéis.  
    • En el caso de que te lo pidan, puedes aportar un aval.  

    En qué fijarse al pedir una hipoteca 

    Cuando estás en la tesitura de contratar una hipoteca, debes tener en cuenta muchos aspectos. El primero de todos, comparar varias opciones para ver cuál se adecúa más a tus necesidades y perfil y, a la vez, presenta las mejores condiciones para ti.  

    Para ello, debes tener en cuenta varios aspectos: 

    • El tipo de interés de la hipoteca debe ser aquél con el que te sientas más cómodo. Si quieres saber qué vas a pagar cada mes, opta por una hipoteca fija. Si no te importa asumir riesgos, una hipoteca variable. 
    • Al hilo, intenta que el tipo de interés sea lo más bajo posible. Fíjate sobre todo en la Tasa Anual Equivalente (TAE), que incluye el Tipo de Interés Nominal (TIN) y otros posibles gastos. 
    • Intenta que tu hipoteca no tenga comisiones o sean lo más bajas posibles. 
    • Pide el dinero que necesites, no más.  
    • Intenta que el plazo de amortización sea lo más corto posible (siempre y cuando puedas pagar cómodamente las cuotas). Haz cálculos sobre quedarían las letras con diferentes plazos de amortización, usa para ello la calculadora de hipotecas de CrediMarket. 
    • Calcula el coste de los productos bonificables y el ahorro que te suponen. A veces, no salen a cuenta.  
    • Revisa la operativa del banco en el que quieres contratar la hipoteca. 

    Cómo solicitar una hipoteca 

    Ya hemos visto qué es una hipoteca y qué debemos tener en cuenta al contratar una. Y, llegados aquí, ¿cómo hacerlo? Muy sencillo. Visita el comparador de hipotecas de CrediMarket, en el que recopilamos la oferta de los principales bancos y financiera que operan en España.   

    Así, en nuestra web podrás ver y comparar sus condiciones y requisitos, online, sin necesidad de ir de sucursal en sucursal.  

    También, si lo deseas, te haremos un estudio personalizado de financiación y podrás contar con el apoyo telefónico de nuestros agentes expertos, que te ayudarán a analizar y te resolverán las dudas que puedas tener. Recuerda que los servicios que te ofrecemos desde CrediMarket son gratis y sin compromiso para ti.  

    Maica López
    Maica López
    Periodista especializada en información financiera. En CrediMarket.com desde 2013. Antes he trabajado en Bankimia y 20 minutos, entre otros. Me encanta la novela negra, la música y bailar jazz.
    spot_img

    Últimas noticias

    Artículos relacionados

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.