lunes, 11 diciembre 2023
More

    Requisitos para una hipoteca 

    No existe ninguna receta mágica para que una hipoteca te salga concedida pero sí hay algunos factores que ayudan a que te la aprueben. Son los llamados requisitos para una hipoteca. Te los mostramos.  

    Consigue ya tu hipoteca  

    Requisitos para pedir una hipoteca 

    Cada entidad tiene sus propios requisitos de hipoteca. Por tanto, es posible que según al banco que acudas te exijan unas condiciones u otras. Además, ten en cuenta que dentro de la propia entidad pueden establecer criterios diferentes en función de la finalidad del dinero o del perfil de la persona que la solicita. 

    Te explicamos aquí los requisitos para una hipoteca más comunes

    • Estabilidad laboral: es un requisito de hipoteca primordial, ya que los bancos entienden que si existen unos ingresos continuos es más improbable que se produzcan impagos. Para que la entidad considere que somos estables, laboralmente hablando, debemos tener un contrato indefinido y una antigüedad mínima de 24 meses en la empresa. 
    • Nivel de endeudamiento: no debe superar el 35 % de los ingresos, es decir, el dinero que destinamos a pagar la cuota hipotecaria y otros préstamos, en caso de haberlos, no pueden ser superiores al 35 % de los ingresos o nos será muy complicado encontrar una entidad que nos conceda la hipoteca. 
    • Perfil financiero impoluto: es otro de los requisitos para una hipoteca fundamental. No debemos figurar en un listado de morosidad como ASNEF o nos la denegarán casi automáticamente. Así que antes de solicitar una financiación debemos asegurarnos de que no estamos en ficheros de morosos para evitar la negativa. Ten en cuenta que podrían habernos incluido por una pequeña deuda que desconocemos, como por ejemplo si no pagas cierta factura porque no estás de acuerdo. 
    • Tener ahorros: otro requisito de hipoteca es tener unos ahorros que cubra, al menos, el 20% del precio de compraventa o del valor de tasación y otro 10 % para cubrir los gastos que supone adquirir una vivienda. En función del perfil del solicitante, y aunque en la actualidad son pocas las entidades que las conceden, puede que le concedan una hipoteca 100 %, aunque (insistimos) no es habitual. Así que si quieres comprar una primera vivienda sin ahorros tendrás más trabajo de búsqueda. 
    • Aportar toda la documentación: aunque no se trata de un requisito de la hipoteca como tal, sí puede condicionar la velocidad con la que se estudia la solicitud y se concede el dinero. Ten en cuenta que, para valorar la viabilidad de tu solicitud de hipoteca, el banco te pedirá que presentes varios documentos (más adelante te los detallamos). Llévalos todos en los plazos que te indiquen.  
    • Tener vinculación con la entidad: tampoco es fundamental en el listado de requisitos para pedir una hipoteca, pero en algunos casos puede facilitar la concesión. 
    • Al menos, dos titulares: en la línea, no es un requisito al pedir una hipoteca, pero sí es cierto que las entidades miran con mejores ojos aquellas solicitudes que tengan más de un titular, puesto que de esta forma los ingresos no dependen de un único sueldo y el pago de la hipoteca no está pendiente únicamente de este sueldo. Las solicitudes de los funcionarios suelen tener más buena acogida. 
    • Presentar un aval: hace un tiempo era más común que los bancos, ante cualquier mínima duda de solvencia, exigieran la figura de un aval. Es decir, una persona que respondería por ti si se produjera un impago. Ahora ya no es tan común ya que las entidades buscan perfiles solventes por sí mismos. Sea como sea, la persona que haga de aval tiene que cumplir todos los requisitos de la hipoteca.  

    Documentos que acreditan los requisitos de hipoteca 

    Como hemos comentado, uno de los requisitos para una hipoteca es presentar toda la documentación que nos pida la entidad. Con estos papeles, estudiará a fondo nuestro perfil y determinará si, realmente, cumplimos con todas sus exigencias.  

    Ten en cuenta que, al igual que los requisitos para pedir una hipoteca, la documentación que nos pidan puede variar. Por ejemplo: no tendrás que aportar los mismos papeles si eres cliente de la entidad o si eres un solicitante joven. Estos los documentos más comunes: 

    • Documento de identidad vigente. Esto es, sin caducar. Estamos hablando de DNI o NIE o pasaporte. 
    • Última declaración del IRPF
    • Resumen de la vida laboral
    • Extractos con los movimientos bancarios de los últimos meses. 
    • Recibos de otros préstamos, si los hubiera. Si fuera así, también datos del CIRBE (registro en el que se listan los préstamos y créditos por importes superiores a 6.000 euros). 
    • Contrato de arrendamiento y últimos recibos si la vivienda en la que se vive en el momento de pedir la hipoteca es de alquiler. 
    • Si se es propietario de otro inmueble, escrituras
    • Si existieran, justificación de otros ingresos (rentas, etcétera). 
    • Contrato de arras (sólo si se ha firmado). 

    Además, se tienen que presentar otros documentos con información laboral que son diferentes en función de si la persona que pide la hipoteca trabaja por cuenta ajena o es autónomo. En el primero de los casos: 

    • Contrato laboral. 
    • Dos o tres últimas nóminas. 

    Y si es autónomo: 

    • Declaración anual del IVA. 
    • Pagos trimestrales del IVA del año en curso. 
    • Declaración anual y fraccionada del IRPF. 
    • Últimos pagos a la Seguridad Social. 

    Requisitos de una hipoteca joven 

    Ten en cuenta que, aunque a veces cuentan con más facilidades (periodos de carencia, plazos de amortización más amplios, tipos de interés más bajos, mayores porcentajes de financiación…) los requisitos de una hipoteca joven son más estrictos que los de una hipoteca al uso.  

    Básicamente, porque las entidades consideran que los perfiles más jóvenes pueden tener una mayor inestabilidad. Así, si eres menor de 30 años y vas a pedir una hipoteca, ten en cuenta que tendrás que cumplir con los requisitos de una hipoteca convencional (ingresos fijos y estables, disponer de ahorros, no haber estado nunca en ASNEF…) y es muy probable que tengas que presentar un aval.  

    Requisitos para una hipoteca si no se reside aquí 

    En general, las hipotecas diseñadas para los extranjeros no residentes en nuestro país difieren considerablemente de las que se ofrecen a los españoles o ciudadanos con residencia fiscal en España.  

    Por lo general, acostumbran a tener intereses algo más elevados si bien el porcentaje de financiación que ofrecen es similar al de un residente: no superan el 80% del valor de tasación o compraventa del inmueble si se trata de una primera residencia y el 70% en caso de las segundas residencias.  

    En cuento a los documentos a presentar, suelen ser los siguientes: 

    • Fotocopia del pasaporte o NIE. 
    • Certificado de no residencia proporcionado por la Dirección General de Policía. 
    • Declaración fiscal
    • Certificado de residencia fiscal (documento emitido por la autoridad fiscal del país de residencia que certifica, con validez de un año, que el cliente cumple con sus obligaciones fiscales). 
    • Contrato de trabajo. 
    • Últimas nóminas del país de residencia. 
    • Última declaración de patrimonio del país de residencia. 
    • Últimos recibos de deudas pendientes (préstamos, tarjetas de crédito…). 
    • 12 últimos meses de extractos bancarios de la cuenta en la que está cobrando la nómina. 
    • Nota simple registral de la vivienda a comprar. 
    • Contrato de arras o de compraventa. 

    Qué hago si no cumplo con los requisitos de la hipoteca 

    Si no cumples con todos los requisitos de la hipoteca que te hemos ido explicando en este artículo, es muy posible que no te la concedan. Antes de tomar cualquier otra decisión, no está de más consultar a la entidad el motivo por el que no han aprobado tu solicitud. Así podrás ver en qué fallas y ponerle solución. Con todo, y más allá de casos concretos, también puedes valorar por otras opciones: 

    • Aporta avales extra: si el banco tiene dudas acerca de tu solvencia o cree que tienes un perfil de riesgo (ingresos inestables, por ejemplo), puedes presentar una garantía. Hablamos de un aval personal (alguien que responda por ti si no pagas) o un aval material (algún bien que cubra el gasto). 
    • Baja expectativas: si la entidad es reticente a darte el importe que solicitas, pero no descarta ofrecerte uno inferior, rebaja tus expectativas. Mira otros inmuebles de menor precio, por ejemplo.  
    • Déjalo para más adelante: si uno de los requisitos de la hipoteca que incumples son los bajos ingresos o la estabilidad laboral, espera un tiempo hasta que mejore tu situación financiera.  

    Compara opciones para ver si cumples los requisitos de la hipoteca 

    Siempre es aconsejable comparar condiciones entre diferentes bancos y, en de cada uno de ellos, ver si cumplimos con sus requisitos al pedir una hipoteca y qué productos de toda su oferta se adapta mejor a nuestras necesidades. 

    En este sentido, un comparador de hipotecas como el de CrediMarket se tercia como la opción ideal ya que en él recopilamos la oferta de las principales entidades que operan en España: para que por ti mismo valores condiciones y características.  

    Además, si así nos lo pides, te haremos gratis y sin compromiso un estudio personalizado de financiación y podrás contar con la ayuda de nuestros agentes expertos.

    Para ello solo tendrás que responder a un sencillo cuestionario (apenas una docena de preguntas) con el que sabremos qué tipo de hipoteca necesitas y tus características. Así, analizaremos todas las opciones de nuestra cartera y veremos en cuáles cumples con los requisitos de la hipoteca. 

    Maica López
    Maica López
    Periodista especializada en información financiera. En CrediMarket.com desde 2013. Antes he trabajado en Bankimia y 20 minutos, entre otros. Me encanta la novela negra, la música y bailar jazz.
    spot_img

    Últimas noticias

    Artículos relacionados

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.