lunes, 15 abril 2024
More

    Hipoteca joven: hazte con la tuya 

    Las hipotecas para jóvenes son productos de financiación destinados a personas de una determinada edad (habitualmente, menores de 35 años) que se quieren comprar una primera vivienda. Aunque no deja de ser una hipoteca, tiene sus propias características. Descúbrelas aquí. 

    Consigue la mejor hipoteca joven 

    Qué es una hipoteca joven 

    Las hipotecas para jóvenes son productos financieros destinados a personas que no superan cierta edad (habitualmente, los 35 o 36 años, en función del banco) y que tienen por objetivo comprar una primera vivienda.  

    Aunque no deja de ser un préstamo hipotecario, una hipoteca joven presenta algunas condiciones más ventajosas que una hipoteca convencional. Básicamente porque están adaptadas al perfil de los solicitantes: personas que, por su edad, no han podido ahorrar lo suficiente para acceder a una vivienda o que empiezan a tener unos ingresos estables.  

    En este artículo te desgranamos las características y requisitos de las hipotecas para jóvenes.  

    Características de las hipotecas para jóvenes 

    Las características de las hipotecas jóvenes pueden variar en función del banco en el que la solicites. Con todo, hay algunos aspectos que se repiten. Son estos: 

    • El tipo de interés de una hipoteca joven suele ser más bajo que el de una convencional, ya estemos hablando de una hipoteca variable o una hipoteca a tipo fijo.  
    • El porcentaje de financiación de una hipoteca joven, el dinero que te da el banco en función del valor de tasación o compraventa de la vivienda, es superior al de una hipoteca al uso. Así, podemos encontrar hipotecas al 90 e incluso hipotecas al 100 % para jóvenes.  
    • La finalidad de las hipotecas para jóvenes es, únicamente, la adquisición de una primera vivienda o vivienda habitual.  
    • En ocasiones, podemos encontrar hipotecas para jóvenes con plazos de amortización más amplios que los de una hipoteca convencional. Esto es, por encima de los 30 años.
    • Las hipotecas jóvenes suelen tener unas condiciones más ventajosas. Por ejemplo, pueden no aplicar algunas comisiones, como la de apertura.  
    • Muchas hipotecas para jóvenes facilitan periodos de carencia, sobre todo al inicio del plazo de amortización.  
    • Las hipotecas jóvenes, como las convencionales, pueden ser bonificadas. Es decir, pueden mejorar el tipo de interés si se contratan otros productos de la entidad (cuenta nómina, seguros, tarjetas de crédito…). 
    • Hay organismos públicos que tienen ayudas para jóvenes que quieren acceder a su primera hipoteca.   

    Requisitos de una hipoteca joven 

    Si vas a pedir una hipoteca joven, debes saber que vas a tener que cumplir con varios requisitos. Aunque la gran mayoría son parecidos a los de una hipoteca convencional, hay algunos específicos: 

    • Para poder acceder a una hipoteca joven no puedes superar cierta edad. El tope, habitualmente 35 o 36 años, lo establece la entidad.  
    • La única finalidad de las hipotecas para jóvenes es comprar una primera vivienda. No la vas a poder solicitar para adquirir una segunda residencia o para reunificar deudas.  
    • Como con cualquier hipoteca, en una joven vas a tener que demostrar que dispones de un trabajo fijo y estable, además de contar con cierta antigüedad (al menos, un año).
    • De la misma manera, tu nombre no puede estar ni haber estado nunca inscrito en algún listado de morosidad como, por ejemplo, ASNEF.  
    • El importe que surge de la suma de las cuotas de las deudas que puedas tener (en el caso de contar con alguna más), no puede superar el 35 % de tus ingresos.  
    • Aunque hay ofrecen porcentajes de financiación más elevados que una convencional, contar con ciertos ahorros (para pagar los gastos de compraventa, por ejemplo) ayudará a la hora de acceder a una hipoteca para jóvenes.
    • En algún caso es posible que, para poder acceder a tu hipoteca joven, te exijan que aportes un avalista. Un bien material u otra persona que responda por los pagos si, en algún momento, tú no puedes hacerles frente.  
    • Presentar, en los plazos indicados, la documentación que te pida la entidad.  

    Documentación de una hipoteca joven 

    Cuando solicites una hipoteca joven, la entidad en la que lo hagas te pedirá que adjuntes ciertos documentos. Con ellos estudiará la viabilidad de la operación: si tienes la capacidad económica suficiente para hacer frente a las cuotas que surjan. 

    Estos son los papeles más habituales (recuerda que pueden variar en función del banco o financiera): 

    • Documento de identificación vigente.  
    • Vida laboral actualizada. 
    • Extractos con los movimientos bancarios de los últimos meses.  
    • Última declaración de IRPF. 
    • Documentos relacionados con la vivienda que se va a comprar (por ejemplo, estudio de tasación hipotecaria). 
    • Relación y recibos de otros préstamos, si se tienen.  
    • En el caso de vivir de alquiler, contrato y últimos recibos.  
    • Escrituras de otros posibles bienes o propiedades. 
    • Justificantes de otros ingresos (si los hay). 
    • Últimas nóminas

    Además, si quien solicita la hipoteca joven trabaja de forma asalariada, contrato laboral. Y si es autónomo, pagos trimestrales de IVA y declaración anual y últimos recibos de los pagos a la Seguridad Social.  

    Finalmente, en el caso que la entidad en la que se pide la hipoteca para jóvenes exige la aportación de un aval, éste tendrá que presentar los mismos papeles que el solicitante del préstamo.  

    Cuáles son las mejores hipotecas para jóvenes 

    La mejor hipoteca joven para ti es aquella que te permite adquirir tu primera vivienda y se adapta a tus características financieras. Así, desde el comparador de hipotecas de CrediMarket, te aconsejamos que antes de decidirte por una u otra opción, valores las diferentes posibilidades que existen en el mercado.  

    Así, para encontrar la mejor hipoteca joven para ti, te debes fijar en estos puntos:  

    • El tipo de interés de la hipoteca. Es el precio que pagarás por el préstamo de dinero. Intenta que sea lo más bajo posible. Cuando compares varias opciones, fíjate en la Tasa Anual Equivalente (TAE), que incluye el Tipo de Interés Nominal (TIN) y otros gastos de la hipoteca. 
    • Evita las comisiones, sobre todo las que hacen referencia a cambios de condiciones (amortización anticipada, por ejemplo). Si las hay, negócialas a la baja.  
    • Intenta que el periodo de amortización sea lo más breve posible, siempre y cuando puedas hacer frente a las cuotas sin problemas. Antes de decidirte por un plazo u otro, haz números. En este punto, la calculadora de hipotecas de CrediMarket te ayudará a hacer tus propias estimaciones.  
    • En la línea, asegúrate de que tu nivel de endeudamiento al contratar la hipoteca joven es sano. Es decir, no destinarás más del 35 % de tus ingresos a pagar deudas.  
    • Pide el dinero que necesites, no más. Si lo haces, estarás pagando intereses por un importe innecesario. 
    • Analiza si la operativa que te ofrece el banco en el que quieres contratar tu hipoteca responde a tus necesidades como cliente. 

    ¿Hay hipotecas para jóvenes sin ahorros? 

    Es realmente complicado encontrar, en el mercado bancario, hipotecas para jóvenes sin ahorros. De hecho, aunque financien la totalidad de la vivienda, las entidades suelen exigir a los solicitantes del dinero que tengan un mínimo de dinero ahorrado, con el que puedan hacer frente a los gastos por comprar una vivienda.  

    Por tanto, desde el comparador de hipotecas de CrediMarket te recomendamos que antes de lanzarte a contratar una hipoteca joven intentes ahorrar, al menos, el 10 % del valor de tasación o compraventa de la vivienda: no te asegurará la concesión, pero sí te facilitará el acceso.  

    Hipotecas 100 para jóvenes: cómo encontrarlas 

    Al igual que sucede con las hipotecas para funcionarios, los jóvenes son uno de los colectivos para los que existen hipotecas que financian importes más elevados que el 80 % habitual. Con todo, esto no quiere decir que no se tenga que disponer de ningún dinero ahorrado ni que sean habituales ni sencillas de conseguir. 

    Así, es posible que puedas acceder a una hipoteca 90 o hipoteca 100, sobre todo si tienes al menos el 10 % del valor de tasación o compraventa de la vivienda ahorrado, puedes presentar unos buenos avales o quieres comprar un piso de banco.  

    En cualquier caso, si quieres encontrar la mejor hipoteca joven para ti, te recomendamos que visites el comparador de hipotecas de CrediMarket, donde encontrarás recopilada la información de la oferta de las principales entidades que operan en España.  

    Además, si lo deseas, te haremos gratis y sin compromiso un estudio personalizado de financiación y contarás con la ayuda telefónica de nuestros expertos en hipotecas. Para que consigas tu hipoteca joven fácil y rápido.  

    Maica López
    Maica López
    Periodista especializada en información financiera. En CrediMarket.com desde 2013. Antes he trabajado en Bankimia y 20 minutos, entre otros. Me encanta la novela negra, la música y bailar jazz.
    spot_img

    Últimas noticias

    Artículos relacionados

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.