martes, 16 abril 2024
More

    Paga menos cada mes con una reunificación de deudas

    Ahora es el momento de poner en orden tus cuentas. ¿Tienes varios préstamos, hipotecas o tarjetas? ¿Has calculado cuánto pagas por ellos cada mes? ¡Haz la suma! ¿Sabes que puedes pagar menos? ¿Cómo? Muy sencillo con una reunificación de deudas. Te explicamos aquí cómo es y cómo hacerla.


    Reunifica todas tus deudas en una única cuota

    ¿Qué es una reunificación de deudas?

    Una reunificación de deudas es unir todos los productos de financiación que se tengan, ya se trate de varios préstamos, una hipoteca, una tarjeta de crédito, la letra del coche, de una reforma…) en uno solo. El principal objetivo, reducir las cuotas mensuales.

    Normalmente, el procedimiento para llevar a cabo una reunificación de deudas consiste en saldar y cancelar las financiaciones existentes y contratar una nueva por un importe igual a la suma de todos préstamos o créditos que se pudieran tener. El plazo de la nueva financiación es mayor el in interés, menor. De esta forma la persona consigue pagar cuotas mensuales menores, aunque la restante se pague durante más tiempo.

    Cómo se pueden reunificar las deudas

    En el mercado financiero encontramos varios productos, desde préstamos a hipotecas, con los que se pueden reunificar deudas. La elección de uno u otro viene determinada por varios factores: desde el importe total que se tiene que solicitar a las características, ya sean económicas o laborales, de la persona que lo solicita. A continuación te listamos las principales vías para hacer una reunificación de préstamos:

    • Pedir un préstamo para hacer una agrupación de deudas: Hay varias entidades que comercializan préstamos para reunificar deudas. En cuanto a características, no difieren mucho de los préstamos convencionales, con tipos de interés que parten de un 8,00 % y plazos de amortización que se alargan hasta ocho años. La gran ventaja de pedir un préstamo para unificar deudas es que ordenaremos nuestras finanzas y posiblemente reduciremos la parte de nuestros ingresos que dedicamos a pagar deudas. La desventaja de pedir un préstamo es que alargaremos el plazo de amortización y, por tanto, pagaremos más intereses. Si quieres reunificar tus deudas y te planteas esta opción, te recomendamos que visites nuestro comparador de préstamos, donde te mostraremos las mejores opciones para ti.
    • Reunificar deudas con una hipoteca: Es la opción más habitual, contratar un nuevo préstamo hipotecario. En este caso, la reducción de la cuota mensual que se consigue suele ser significativa, ya que se puede alargar el plazo de devolución hasta 30 o 35 años. Además, los intereses hipotecarios son más bajos que los préstamos personales. Igualmente, hay ciertas restricciones. Por ejemplo, el porcentaje de financiación no suele superar el 70 % del valor de la vivienda que se va a hipotecar. Otro aspecto a tener en cuenta es que, aunque reduzcas la cuota, estarás pagando tu financiación durante más tiempo y que, por tanto, abonarás más intereses. Sea como sea, si quieres reunificar tus deudas a través de esta opción, re recomendamos que entres en nuestro comparador de hipotecas.

    Requisitos para reunificar deudas

    Cuando pidas una reunificación de deudas vas a tener que cumplir con ciertos requisitos que pueden variar en función de la entidad y del tipo de producto con el que vas a reunificar tus préstamos.

    Así, lo primero que va a tener que demostrar una persona que pide un préstamo o hipoteca para reunificar deudas es que es mayor de edad, reside en España y tiene suficientes ingresos (fijos y justificados) como para poder pagar, sin problemas, las cuotas mensuales que surja de la financiación con la que va a reunificar sus deudas.

    Otro requisito importante, que tanto bancos como financieras miran de forma escrupulosa es que el nombre de la persona que solicita la reunificiación de deudas no figura en listados de morosidad como ASNEF, RAI, etcétera. Y, finalmente, que presenta en el plazo acordado toda la documentación que pide para analizar su solvenvia.

    En el caso de reunificar deudas con una hipoteca se exigirá que el solicitante es propietario de una vivienda y es posible que, además, tenga que presentar garantías hipotecarias o avalistas.

    Documentos a presentar en una reunificación de deudas

    Los documentos que vas a tener que presentar cuando solicita una agrupación de deudas dependen de la entidad, la cantidad de dinero que se vaya a pedir (no es lo mismo un préstamo que una hipoteca) y el perfil del solicitante.

    En general, estos son los más habituales son:

    1. DNI
    2. Escritura de la vivienda y última tasación de la misma (si se va a hipotecar)
    3. Recibos de los préstamos, hipotecas o tarjetas que se van a unificar
    4. Contrato laboral (o todo lo relativo a la declaración del IVA, Impuesto de sociedades, etc. En caso de autónomos)
    5. Tres últimas nóminas
    6. Declaración de la renta
    7. Vida laboral
    8. Movimientos bancarios

    Ventajas de la reunificación de deudas

    Estas son las principales ventajas que te encontrarás al hacer una unificación de deudas:

    1. Pagarás una única cuota al mes
    2. El importe que abonarás será menor a la suma de todos los préstamos que pagas actualmente
    3. Controlarás mejor tus gastos
    4. Probablemente pagarás menos intereses (los tipos de las hipotecas son más bajos que los de los préstamos)
    5. Alargarás el plazo de amortización

    Desventajas de la reunificación de préstamos

    Antes de llevar a cabo una reunificación de deudas, se deben tener en cuenta algunos aspectos:

    1. Se paga menos al mes pero se abonan más intereses al alargar el plazo de amortización. Esta es la contrapartida de cambiar compromisos a corto plazo por un endeudamiento a más largo plazo.
    2. Con una agrupación de deudas se alarga, también, el periodo de tiempo en el que pagas el precio de unos bienes (coches, electrodomésticos, etc…). Y este plazo no coincide con la vida real de los mismos. Es más que posible que en esos 30 años que dura el nuevo préstamo haya que cambiar de coche o comprar un nuevo electrodoméstico. 
    3. Es una operación costosa y antes de llevarla a cabo hay que poner especial cuidado en los gastos totales que conlleva (de cancelación anticipada de los préstamos que se van a reunificar, de tramitación y formalización de la nueva financiación, etcétera).

    Gastos de la reunificación de deudas

    Antes de llevar a cabo una agrupación de deudas hay que tener en cuenta varios aspectos. Y es que esta operación financiera puede conllevar algunos gastos que debemos tener en cuenta que encarecerán su coste. Te listamos a continuación los más comunes:

    • Comisión por cancelación anticipada: de la hipoteca, préstamos o créditos que estén pendientes y se quieran agrupar.
    • Comisión de apertura de la nueva hipoteca o préstamo con el que se reunifiquen las deudas.
    • Gastos de tasación de la vivienda, si se contrata una hipoteca para agrupar las deudas.
    • Comisiones o gastos por la ampliación de la hipoteca o préstamo, si en lugar de contratar un nuevo producto se cambian las condiciones del existente.
    • Impuesto de actos jurídicos documentados.
    • Otros: gastos relacionados con las financiaciones a agrupar o comisiones de contratación.

    Cómo reunificar préstamos con CrediMarket

    Desde CrediMarket te podemos ayudar. Ahora es el momento de mejora las condiciones de tu hipoteca. Nuestros expertos te ayudarán, estudiarán tu caso para encontrar las mejores soluciones. Para ello solo tendrás que responder a un sencillo cuestionario, apenas una docena de preguntas que nos ayudarán a encontrar las mejores opciones para ti:

    1. Importe total al que ascienden los préstamos e hipotecas que quieres agrupar.
    2. A cuánto ascienden tus ingresos mensuales.
    3. Situación laboral, cuándo empezaste a trabajar en tu empresa actual (si estás trabajando y con contrato, indefinido o temporal) y si estás afectado por un ERTE.
    4. Responde, con honestidad, a la pregunta de si tu nombre aparece en un registro de morosidad.
    5. Dinos tu nombre y apellidos, fecha de nacimiento y nacionalidad.
    6. Detalla cómo es tu vivienda (de propiedad con o sin hipoteca, de alquiler, vives con tus padres…).
    7. Déjanos tu teléfono y correo electrónico para que podamos hacerte llegar tu estudio personalizado de financiación.
    Maica López
    Maica López
    Periodista especializada en información financiera. En CrediMarket.com desde 2013. Antes he trabajado en Bankimia y 20 minutos, entre otros. Me encanta la novela negra, la música y bailar jazz.
    spot_img

    Últimas noticias

    Artículos relacionados

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.