lunes, 27 mayo 2024
More

    Hipoteca verde: cómo es la financiación eco  

    ¿Estás pensando en comprar una vivienda sostenible y respetuosa con el medio ambiente y necesitas financiación? Compara la oferta del mercado y fíjate en las hipotecas verdes, destinadas a la compra de este tipo de inmuebles. En este post te explicamos cómo son y en qué se diferencian de una hipoteca convencional. 

    Compara y consigue tu hipoteca 

    Qué es una hipoteca verde 

    Una hipoteca verde es un préstamo hipotecario que tiene como finalidad la compra o reforma de una vivienda sostenible, respetuosa con el medio ambiente y, la mayoría de las veces, tienen unas condiciones más favorables que una hipoteca convencional.  

    Por ejemplo, el tipo de interés de una hipoteca verde se acaba estableciendo en función de la calificación energética del inmueble, ya sea la que tiene el que se va a adquirir o la que acabará teniendo tras la reforma el que ya se tiene. Así, a mayor eficiencia, más bajo. Habitualmente se parte de la certificación A o A+, en función del banco.  

    Las hipotecas verdes también se conocen como ecohipotecas y, aunque no las encontramos en las carteras de producto de todas las entidades financieras, su presencia es cada vez mayor.  

    Características de las hipotecas verdes 

    La principal característica de una hipoteca verde es que el tipo de interés que aplican puede ser más bajo que una convencional. Más allá, se trata de un préstamo hipotecario que, en función de la entidad y del perfil del cliente, puede tener otras condiciones más o menos ventajosas.  

     Así, una hipoteca verde puede ser a tipo fijo, a tipo variable o mixto, tener un plazo de amortización de hasta 30 años y financiar como mucho el 80 % del valor de tasación o compraventa en caso de adquisición de vivienda.  

    En cuanto a las comisiones de una hipoteca verde, dependerán de la política que al respecto tenga la entidad en la que se solicite, así que puede haberlas o no y ser más o menos altas. 

    Requisitos de las hipotecas verdes 

    Cuando solicites una hipoteca verde, el banco te va a pedir que cumplas con ciertos requisitos. Como verás, no difieren mucho de los que se exigen al pedir una hipoteca convencional. La única diferencia la encontramos en que puedas justificar que la vivienda por la que se pide la hipoteca verde tiene realmente una calificación energética eco.  

    Ahora lo vemos. Aquí tienes el listado de los principales requisitos que debes cumplir si solicitas una hipoteca verde: 

    • Dispones de ahorros suficientes para pagar la entrada de la vivienda (al menos el 20 % del valor de tasación y los gastos que genera la hipoteca y la compra del inmueble). 
    • Tener unos ingresos fijos, justificables y suficientes para pagar la deuda. 
    • Tener un nivel de endeudamiento inferior al 35 % (destinar como mucho ese porcentaje del sueldo a pagar deudas).  
    • Disponer de un trabajo estable y llevar al menos dos años en el empleo actual.  
    • No haber estado en listados de morosidad, como ASNEF
    • Aportar el certificado de Eficiencia Energética, en caso de vivienda de compra.
    • En el caso de reformas, facturas proforma que justifiquen que se trata de una vivienda con calificación eco, así como otras en las que se demuestre qué etiqueta energética tienen los electrodomésticos que se van a instalar.
    • Llevar, en las fechas indicadas, la documentación que te pidan. 

    Pedir una hipoteca verde: qué documentos se necesitan 

    De la misma manera que sucede con los requisitos, la documentación que se tiene que presentar al banco cuando se pide una hipoteca verde no es muy diferente de la que debemos llevar al pedir una hipoteca convencional. La única diferencia estaría en que se tienen que demostrar la certificación energética de la vivienda que se va a comprar o el proyecto de la que se va a reformar.  

    Por el resto, no hay muchos cambios. Los papeles que deberás llevar variarán en función de la entidad en la que solicites tu hipoteca verde pero son, básicamente:  

    • Un documento de identidad, vigente y original, como el DNI, el NIE o un pasaporte.   
    • Última declaración del IRPF.  
    • Resumen, actualizado, de la vida laboral.   
    • Contrato laboral y últimas nóminas, en el caso de asalariados. 
    • Declaración anual y pagos de trimestre del año en curso del IVA, declaración del IRPF y últimos pagos a la Seguridad Social, en caso de autónomos.  
    • Extractos bancarios de los últimos meses (debe constar claramente el número de cuenta).  
    • Si tuvieras otras financiaciones (préstamos, por ejemplo), recibos y documentación.  
    • Si vives de alquiler, copia del contrato de arrendamiento y últimos recibos.  
    • Si tienes otros inmuebles o bienes en propiedad, escrituras.  
    • Si además de tu salario, tienes otros ingresos, documentos que los demuestren.  
    • En el caso que hayas firmado el contrato de arras de la vivienda sostenible, una copia.   

    Diferencias entre una hipoteca verde de una convencional 

    Insistimos: la principal diferencia entre una hipoteca verde y una convencional está en el tipo de interés, que en las primeras va variando en función del certificado energético del inmueble y que puede ser más bajo que el de una hipoteca estándar.  

    Más allá de este hecho, no encontramos muchas diferencias entre una hipoteca verde y una al uso. Así, ambas pueden presentarse con un tipo de interés fijo, variable o mixto, financian hasta el 80 % del valor de tasación o compraventa, tienen un plazo máximo de 30 años y pueden tener (en función de la política de la entidad al respecto) una comisión de apertura. 

    Ventajas de una hipoteca verde 

    La principal ventaja de una hipoteca verde es su precio. Y es que sus tipos de interés suelen más bajos por lo que acabas pagando menos por tu financiación. A parte de esto, las ventajas de una hipoteca verde están más relacionadas con la inversión en sí que con la propia financiación.  

    • Reducirás el importe de tus facturas ya que el consumo de energía será más eficiente, más bajo. Y este hecho se refleja directamente en los pagos.  
    • La vivienda en sí tiene un valor añadido, de cara al mercado inmobiliario y, sobre todo, porque respetarás el medio ambiente.  

    ¿Qué bancos ofrecen hipotecas verdes? 

    Como hemos apuntado antes, la hipoteca verde no es un tipo de producto mayoritario en el mercado bancario actual. Aunque en un principio estaba relegado a ciertas entidades (Triodos Bank fue pionera en España en la comercialización de hipotecas verdes), cada vez más bancos la han incluido en sus carteras de productos. Banco Mediolanum, Banco Santander, BBVA o Bankinter son algunos de ellos.  

    Si quieres comprar una vivienda ecológica y quieres saber qué te ofrece el mercado tanto en hipotecas verdes como convencionales, te recomendamos que visites el comparador de hipotecas de CrediMarket. En el encontrarás resumidas las propuestas de las principales entidades.  

    Además, si lo deseas, te enviaremos, gratis y sin compromiso, un estudio personalizado de financiación y contarás con el apoyo telefónico de nuestros agentes, que te ayudarán telefónicamente a valorar condiciones. 

    Para ello solo tendrás que responder a un cuestionario (cuánto dinero necesitas y para qué, si tienes otros préstamos o financiaciones, explicarnos tu situación laboral, etcétera) para que sepamos qué estás buscando y cómo eres. Con tus respuestas, sondearemos el mercado actual y te diremos qué hipotecas presentan mejores condiciones para ti. Fácil, en apenas dos minutos y online.  

    Maica López
    Maica López
    Periodista especializada en información financiera. En CrediMarket.com desde 2013. Antes he trabajado en Bankimia y 20 minutos, entre otros. Me encanta la novela negra, la música y bailar jazz.
    spot_img

    Últimas noticias

    Artículos relacionados

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.