sábado, 20 abril 2024
More

    Qué es una hipoteca fija y cómo conseguir la mejor 

    La principal característica de una hipoteca a tipo fijo es que las cuotas se mantienen estables durante toda la vida del préstamo. En este artículo te explicamos al detalle cómo es una hipoteca fija y en qué te tienes que fijar para conseguir la mejor.  

    Compara las mejores hipotecas fijas 

    Qué es una hipoteca a tipo fijo 

    Una hipoteca fija es un préstamo hipotecario en el que el interés se mantiene estable durante todo el plazo de amortización. Dicho de otra manera, la cuota que se va a pagar va a ser siempre la misma, sea cual sea la evolución de los tipos de interés y suceda lo que suceda los mercados financieros.   

    Es decir, las letras no variarán a no ser que se produzcan cambios en las condiciones de la financiación (por ejemplo, se cancele la contratación de algún producto bonificable).  

    A parte, y como cualquier otro tipo de hipoteca, una a interés fijo, es un préstamo con el que se consigue una cantidad importante de dinero, que se destinará a la compra o rehabilitación de una vivienda o un inmueble y que se devolverá en un plazo de amortización muy largo (habitualmente hasta 30 años).  

    Características de una hipoteca fija 

    Si quieres saber cómo son las hipotecas fijas, estas son sus principales características:  

    • El tipo de interés de una hipoteca fija es siempre el mismo (salvo que modifiques algún aspecto del contrato). Por tanto, se paga siempre lo mismo.   
    • Hay entidades en los que el plazo de amortización que se elija condiciona el tipo de interés de la hipoteca fija: cuanto más largo, mayor interés. En la actualidad, el plazo máximo alcanza los 30 años.  
    • Suelen financiar hasta el 80 % del valor de tasación o compraventa del inmueble que se va a adquirir con ella.  
    • Como con cualquier otra hipoteca, se pueden mejorar las condiciones de una a tipo fijo, si se contratan otros productos de la entidad (tarjetas de crédito, cuentas corrientes, planes de pensiones, etcétera). 
    • El interés que firmes con tu hipoteca fija no se verá alterado por las fluctuaciones del mercado, ni por la evolución de los tipos de referencia, como el euríbor
    • Para poder acceder a una hipoteca fija, se tienen que cumplir con ciertos requisitos (disponer de ahorros, no haber estado en listados de morosidad como ASNEF, un buen nivel de endeudamiento…). Los tienes especificados en el artículo Requisitos para una hipoteca

    En qué fijarse al comparar hipotecas fijas 

    A la hora de contratar una hipoteca fija hay que tener en cuenta varios aspectos. El primero de ellos, ser conscientes de que se trata de un préstamo a muy largo plazo, un tiempo en el que se van a tener que pagar, mes tras mes y de forma religiosa, todas cuotas.  

    No solo se trata de contratar una buena financiación, sino que tenemos que conseguir la mejor hipoteca para nosotros. Para ello, debes fijarte en:  

    • El tipo de interés de la hipoteca fija. Es el precio que pagaremos al banco por el hecho de dejarnos el dinero durante un tiempo determinado. Fíjate en el Tipo de Interés Nominal (TIN) pero sobre todo en la Tasa Anual Equivalente (TAE), en la que se incluye el TIN y otros gastos del préstamo. Debe ser lo más bajo posible. 
    • Comisiones de la hipoteca fija. Su aplicación o no responde a la política que tiene, al respecto, el banco que la comercializa. Algunas están reguladas por Ley, pero no todas. De tenerlas, intenta que sean lo más bajas posible, sobre todo las que hacen referencias a modificaciones del contrato que nos pueden ir bien en algún momento (como por amortización anticipada (adelantar parte o toda la deuda), subrogación (llevártela a otro banco), novación (hacer cambios en el contrato).  
    • El importe que puedes conseguir a través de la hipoteca fija es suficiente para poder llevar a cabo el proyecto que quieres realizar. Aprovechamos para recomendarte que no pidas más dinero del que realmente necesitas. 
    • Escoge un buen plazo de amortización para tu hipoteca fija. En teoría, cuanto más breve mejor porque, al final del plazo de amortización, habrás pagado menos intereses. Con todo, en ocasiones es aconsejable pagar un poquito más al final y vivir el día a día más desahogado.  
    • Calcula qué rebaja obtienes en el tipo de interés a través de la contratación de los productos bonificables y qué precio tiene cada uno de ellos (cuentas corrientes, seguros de hogar, tarjetas de crédito…). Recuerda que el único cuya suscripción es obligatoria es el seguro de hogar y que esta no tiene porqué realizarse a través del banco en el que se contrata la hipoteca.   
    • Analiza si la operativa del banco satisface tus necesidades como cliente. Por ejemplo, no te cobra ninguna comisión por los servicios que usas más frecuentemente.   

    Como puedes ver, son muchos los aspectos a considerar cuando comparas hipotecas a tipo fijo. Si hay algunos conceptos que se te escapan, recuerda que siempre puedes usar el comparador de hipotecas a tipo fijo de CrediMarket. En él recopilamos la oferta de las principales entidades, con todas sus condiciones actualizadas. 

    Además, si rellenas un sencillo cuestionario, te enviaremos gratis y sin compromiso, un estudio de financiación personalizado: un listado con las hipotecas fijas que presentan las mejores condiciones para ti, en función de las necesidades y características que nos hayas dicho.  

    Ventajas y desventajas del interés fijo 

    Como cualquier tipo de financiación, una hipoteca fija presenta sus pros y sus contras y, sin duda, ambos están relacionados con el tipo de interés.  

    Así, la gran ventaja de una hipoteca fija es que vas a saber siempre lo que vas a pagar de letra, durante todo el plazo de amortización. Este hecho da mucha seguridad y estabilidad a nuestras finanzas ya que nos podremos organizar los ingresos mejor.   

    Y es precisamente esta estabilidad, el principal inconveniente de una hipoteca fija. Básicamente porque no te vas a poder beneficiar, en el caso de que se den, de las bajadas que puedan tener los tipos de referencia (el principal, en España, es el euríbor). Si bien es cierto que tampoco padecerás sus subidas.    

    Cómo se calcula una hipoteca fija 

    Precisamente porque el tipo de interés no va a variar, calcular una hipoteca fija es muy sencillo. Basta con usar una herramienta como el simulador de hipotecas de CrediMarket. Solo tendrás que introducir unos pocos datos: el valor de tasación o compraventa del inmueble que quieres adquirir, cuánto dinero tienes previsto dar de entrada, el plazo de amortización y el tipo de interés.  

    Y haremos una simulación orientativa acerca de cómo quedará la cuota. También te podrás descargar un cuadro de amortización calculado en función de los datos de la hipoteca que nos has indicado, para que veas cómo evolucionará a lo largo del tiempo.   

    ¿Es un buen momento para contratar una hipoteca fija? 

    El mercado hipotecario está, durante este 2023, viviendo momentos movidos. Las constantes subidas de los tipos de interés que está llevando a cabo el Banco Central Europeo para frenar la inflación, está afectando de lleno a las hipotecas variables (en paralelo el euríbor se está encareciendo) y también al mercado de nuevas hipotecas fijas.  

    Y es que los bancos también están subiendo los tipos de interés de las hipotecas fijas. Por tanto, siempre y cuando consigas un interés por debajo de la media, alrededor del 3,5 %, es recomendable decantarse por el tipo fijo.  

    Hipoteca fija e hipoteca variable: cuál es mejor 

    Y, llegados a este punto, la pregunta del millón: ¿qué es mejor una hipoteca fija o una hipoteca variable? Pues depende de cada caso. Lo primero a tener en cuenta es que contratemos la que contratemos, nos va a acompañar muchos años. Por tanto, se tiene que adecuar a nuestras finanzas y, también, a nuestra forma de ser.  

    En teoría, las hipotecas a tipo fijo suelen resultar algo más caras que las hipotecas variables ya que, de la misma manera que no sufren las subidas de los tipos de referencia, en la mayoría de los casos, el euríbor, tampoco se beneficia de sus bajadas.  

    Hilando con esto, si prefieres tener tus finanzas controladas al dedillo y no quieres sufrir con estos vaivenes, una hipoteca fija es más recomendable que una variable. 

    Pero esto es a grandes rasgos. Si quieres ahondar más en el tema, te recomendamos que leas nuestro artículo Hipoteca fija o variable: cuál es mejor, en el que analizamos las características de cada una de ellas y en qué casos se suelen recomendar.  

    Cómo encontrar la mejor hipoteca fija 

    Como has podido ver a lo largo de este artículo, encontrar la mejor hipoteca fija no es fácil. Son muchos aspectos a valorar de unos productos que, en la mayoría de las ocasiones, no son habituales para nosotros.  

    En estos casos, unas manos expertas, como las que encontrarás en el comparador de hipotecas a tipo fijo de CrediMarket, son de gran ayuda. Y es que no s encontrarás recopilada toda la información de las hipotecas que están ofreciendo las principales entidades sino que, además, contarás con el apoyo telefónico de nuestros agentes que, gratis y sin compromiso, te ayudarán a valorar condiciones y conseguir la mejor opción para ti.  

    Maica López
    Maica López
    Periodista especializada en información financiera. En CrediMarket.com desde 2013. Antes he trabajado en Bankimia y 20 minutos, entre otros. Me encanta la novela negra, la música y bailar jazz.
    spot_img

    Últimas noticias

    Artículos relacionados

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.