sábado, 25 mayo 2024
More

    ¿Qué es una hipoteca mixta? 

    Las hipotecas mixtas dividen el plazo de amortización en dos periodos: uno, el primero, en el que aplican un tipo fijo y otro, el segundo, con un interés variable. Descubre cómo son las hipotecas mixtas y cuándo son una buena opción.  

    Encuentra aquí tu hipoteca 

    Hipoteca mixta: qué es 

    Una hipoteca mixta es aquella que divide el plazo de amortización en dos periodos. Uno inicial, que puede ir desde los 5 hasta los 20 primeros años, en el que aplica un tipo de interés fijo, y un segundo, el resto del plazo, en el que se usa uno variable. 

    Las hipotecas mixtas son un tipo de préstamo hipotecario que han recuperado posiciones en el escenario financiero a raíz de la drástica subida que ha vivido el principal tipo de referencia de las hipotecas variables, el euríbor. Y es que, durante los seis años en que registró valores negativos, apenas se tenía en consideración. 

    Cabe señalar que la mayoría de las hipotecas variables que se comercializan en España son, en realidad, mixtas, porque muchas de ellas cuentan con un periodo inicial a interés fijo. Eso sí, en estos casos es bastante más corto, apenas se larga dos años, que el de una hipoteca mixta.  

    Cómo funciona una hipoteca mixta 

    La mecánica de una hipoteca mixta es sencilla. Durante el primer periodo, que se acordará con el banco y que se puede alargar hasta 20 años (lo habitual son unos diez), funciona como una hipoteca fija. Las cuotas son siempre las mismas

    Una vez se supera el primer plazo, se cambia el tipo de interés por uno variable, formado por la suma de un diferencial, que durante todo ese tiempo será el mismo, y un tipo de referencia, que se revisará cada seis o 12 meses, y que habitualmente es el euríbor.

    Así, y como en una hipoteca variable, las cuotas variarán tras cada revisión. Si el tipo de referencia sube, se encarecerán; si baja, se abaratarán.   

    ¿Cuáles son las mejores hipotecas mixtas?  

    Partimos de la base que, en general, la mejor hipoteca es aquella que tiene unas cuotas asumibles para nuestras finanzas y que nos da el dinero suficiente para adquirir el bien que queremos comprar. Concretando en las hipotecas mixtas, deberemos tener en cuenta el tipo de interés y la distribución del plazo.

    En cuanto al primer factor, la mejor hipoteca mixta será aquella en la que el tipo de interés inicial, el fijo, es más bajo que el que se está ofreciendo actualmente en el mercado de las hipotecas fijas. Y lo mismo con el interés variable: en las mejores hipotecas mixtas, el diferencial que nos propongan ha de estar por debajo de la media en la que se comercializan las hipotecas variables.  

    Acerca de la distribución de los periodos, es posible que el banco te dé a elegir el tiempo en el que quieres tu hipoteca mixta mantenga el interés fijo. Habitualmente ofrecen entre 5 y 20 años. Aunque no hay unos tiempos concretos, sí que deberías amoldarlo a tu personalidad.  

    La mejor hipoteca mixta, si quieres tener controladas tus finanzas y no sufrir con la evolución de los mercados, es la que tiene un plazo inicial largo. Así tus cuotas dependerán de la evolución de los tipos de referencia durante menos tiempo.

    En cambio, si no tienes aversión al riesgo, no temes a las subidas de los tipos de referencia y quieres beneficiarte también de sus bajadas, acorta el periodo a tipo fijo.  

    Requisitos para conseguir una hipoteca mixta 

    Los requisitos para que te concedan una hipoteca mixta son los mismos que los que te piden para cualquier otro tipo de hipoteca. Habitualmente hablamos de: 

    • Tener estabilidad laboral y contar con cierta antigüedad en tu actual puesto de trabajo.  
    • Disponer de un salario fijo, justificado y suficiente. 
    • Tener un nivel de endeudamiento sano. No destinar más del 35 % de los ingresos a pagar deudas.  
    • No haber estado nunca inscrito en ASNEF o cualquier otro listado de morosidad.  
    • Disponer de ahorros suficientes para dar la entrada, y que suele ser el 20 % del valor de tasación hipotecaria  o de compraventa del inmueble, y otro 10 % adicional para cubrir los gastos que conlleva comprar una vivienda.  
    • Llevar toda la documentación que nos pidan en los plazos que nos digan.  
    • Presentar un aval si nos lo requieren.  

    Ten en cuenta que estos requisitos que te hemos listado pueden variar y ser más o menos estrictos según el banco e, incluso, dentro de una misma entidad pueden ser más o menos exigentes en función de tu perfil. 

    Cuándo elegir una hipoteca mixta 

    La elección de un tipo de hipoteca u otro es personal. Intervienen varios factores, desde las condiciones del propio préstamo a nuestra situación personal o forma de entender y ver las finanzas.

    En cualquier caso, estos son algunos de los casos en los que platearse la contratación de una hipoteca mixta puede ser una buena opción:  

    • Si la tienes que contratar ahora y las hipotecas fijas que te ofrecen tienen intereses elevados y no quieres decantarte por una hipoteca variable porque temes que el euríbor se mantenga en valores elevados durante los próximos dos años.  
    • Si puedes ahorrar y hacer una amortización anticipada y liberarte de deuda. Así no padecerás las oscilaciones del euríbor.  

    Ventajas y desventajas de una hipoteca mixta 

    Como todas las hipotecas, las mixtas tienen sus ventajas y desventajas. Estos son algunos pros

    • El tipo de interés fijo inicial suele ser más bajo que el de una hipoteca fija. 
    • Muchas entidades te permiten elegir cuánto tiempo estarás aplicando el tipo fijo. 

    Y, entre sus inconvenientes

    • El orden de los periodos es inamovible: primero el fijo y después el variable. 
    • No sabes qué valor tendrá el tipo de referencia en el momento del cambio de fijo a variable. 

    ¿Una hipoteca mixta es mejor que una fija o una variable? 

    Cuando vas a contratar tu financiación, no hay una mejor hipoteca, por encima de todas las demás, sino que se tienen que dar varios factores. Entre ellos, las características de la hipoteca y nuestro propio perfil.  

    Así, una hipoteca mixta será mejor que una fija o variable para aquellas personas que, aunque no temen los riesgos que puede suponer la evolución del euríbor o cualquier otro tipo de referencia, quieren protegerse de sus valores actuales, por ejemplo.  

    Dónde encontrar las mejores hipotecas mixtas 

    En cualquier caso, te recomendamos que contemples las opciones de diferentes bancos y hagas tus números y simulaciones con varias hipotecas mixtas. Como sabemos que es una tarea complicada, te sugerimos que visites el comparador de hipotecas de CrediMarket, donde recopilamos la oferta de las principales entidades que operan en España.  

    Además, si respondes a un sencillo cuestionario, te enviaremos gratis y sin compromiso, a la dirección de correo electrónico que nos indiques, un estudio personalizado de financiación, con aquellas opciones que, por tus necesidades y perfil, consideramos que tienen las mejores condiciones para ti. 

    También, si lo necesitas, contarás con el apoyo telefónico de nuestros agentes expertos que te ayudarán a comparar, valorar y elegir entre las hipotecas mixtas que te pueden ir mejor.  

    Maica López
    Maica López
    Periodista especializada en información financiera. En CrediMarket.com desde 2013. Antes he trabajado en Bankimia y 20 minutos, entre otros. Me encanta la novela negra, la música y bailar jazz.
    spot_img

    Últimas noticias

    Artículos relacionados

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.