sábado, 24 febrero 2024
More

    Seguro de tasación: la posibilidad de financiar el 100% de la tasación

    El seguro de tasación es un tipo de póliza que asegura a la entidad financiera por el importe de la hipoteca que sobrepasa el 80% de la tasación, si bien el cliente cumple con el resto de requisitos de concesión de riesgos; el cliente del banco es quién paga la prima y una aseguradora responde ante cliente y banco.

    La Real Academia Española define los conceptos de seguro y tasación como:

    Seguro: «Contrato por el que alguien se obliga mediante el cobro de una prima a indemnizar el daño producido a otra persona, o a satisfacerle un capital, una renta u otras prestaciones convenidas.»

    Tasación: «Estimación del valor de un bien o de un servicio.»

    Como ya hemos dicho el seguro de tasación es un tipo de seguro que compromete a la aseguradora a indemnizar a la entidad financiera en el caso de que se impague el préstamo hipotecario. La indemnización que recibirá es la diferencia entre el valor financiado y el 80%.

    Uno se puede preguntar porque un seguro que protege al banco lo paga el cliente y no la entidad financiera. Las razón es sencilla: si no se contrataba este producto asegurador la entidad concedía como máximo el 80% de la tasación. Si el cliente quería superar este porcentaje para financiar el 100% más gastos, debía pagar el seguro u olvidarse de la casa que deseaba comprar.

    Actualmente este tipo de seguros no se comercializa; la morosidad de los clientes que contrataron hipotecas al 100% de tasación ha sido superior a los que aportaron sus ahorros, muchas de las hipotecas aseguradas fueron impagadas y las aseguradoras debieron pagar las correspondientes indemnizaciones  a las entidades financieras. Y algunas aseguradoras que se dedicaban al seguro de tasación como AIG tuvieron que ser rescatadas de la quiebra.

    Las entidades aseguradoras seguirían ofreciendo este tipo de seguros si hubiesen filtrado los clientes con criterios de riesgos más estrictos. La entidad financiera hacía su análisis de riesgo, pero después la aseguradora hacía lo propio para decidir si aseguraba o no la operación.

    Ventajas y desventajas

    Como cualquier tipo de producto financiero, el seguro de tasación tiene un coste, la prima, que debe ponerse en relación con lo que asegura para decidir si contratamos o no el seguro.
    Ventajas:

    • El hipotecado puede acceder a una financiación mayor al 80% de tasación, cuando no tiene la opción de aportar avalistas o dobles garantías.
    • El banco permite la financiación porque la aseguradora le cubre el exceso de financiación.

    Inconvenientes:

    • Supone el desembolso inicial de la prima del seguro, que depende del importe de la hipoteca y del porcentaje de tasación que supera el 80%. Para hacernos una idea, para una hipoteca de unos 200.000 euros al 95% se pagaba una prima de unos 6.000 euros.

    El seguro de tasación era una buena herramienta para las personas que querían acceder a una vivienda y no tenían la opción de reforzar la operación con avales, dobles garantías o aportación de fondos ahorrados. No ha desaparecido del mercado por falta de demanda (siguen habiendo personas que lo contratarían si pudieran) sino por falta de oferta (las aseguradoras han dejado de tener interés por este tipo de productos).

    ¿Volveremos a ver comercializar este seguro? Desde luego no antes de que la crisis financiera acabe y las entidades aseguradoras y bancarias vuelvan a confiar en los clientes potenciales y en el valor de los inmuebles como garantía hipotecaria.

    Imagen| Souza Soares

    Maica López
    Maica López
    Periodista especializada en información financiera. En CrediMarket.com desde 2013. Antes he trabajado en Bankimia y 20 minutos, entre otros. Me encanta la novela negra, la música y bailar jazz.
    spot_img

    Últimas noticias

    Artículos relacionados

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.