viernes, 19 abril 2024
More

    Hipoteca puente: un préstamo para cambiar de casa 

    Una hipoteca puente es un préstamo que tiene como finalidad comprar una vivienda mientras vendes la actual, que también está hipotecada, con calma. En este artículo te explicamos cómo son al detalle.  

    ¿Buscas una hipoteca? Compara y elije la mejor 

    Hipoteca puente: qué es 

    Una hipoteca puente es un tipo de préstamo para comprar una vivienda mientras se vende el inmueble actual, que también está hipotecado. Se trata de un producto financiero que comercializan la gran mayoría de los bancos. 

    Habitualmente, en una hipoteca puente se amplía el importe de la hipoteca inicial, la que hay sobre vivienda actual, hasta cubrir el precio de compraventa de la nueva adquisición que, a su vez, se añade como segunda garantía.   

    Cómo es una hipoteca puente 

    A rasgos generales, así suelen ser las hipotecas puente: 

    Cómo funciona una hipoteca puente para cambio de casa 

    Este es el funcionamiento de una hipoteca puente una vez se ha comprado la nueva vivienda: 

    • Se formaliza la hipoteca puente, en la que la deuda consiste en la suma del capital pendiente del préstamo de la casa que se quiere vender más el de la actual. Como garantías hipotecarias, ambos inmuebles. 
    • Paralelamente, el titular de la hipoteca puente se compromete a vender la antigua vivienda en un plazo que acordará con el banco (entre 2 y 5 años).  
    • Durante ese periodo, el titular de la hipoteca pagará sólo una única cuota por las dos hipotecas (en el próximo apartado te explicamos cómo pueden ser las letras).  
    • Cuando se vende la primera vivienda, con el dinero que se obtiene, se amortiza la deuda que había sobre ella, se cancela la hipoteca y se libera de cargas la casa.
    • A partir de ese momento, se formaliza una hipoteca convencional sobre el inmueble que se ha adquirido. 

    Las cuotas en una hipoteca puente 

    Como hemos apuntado en el apartado anterior, mientras la hipoteca puente está vigente sólo se paga, aunque cubra dos viviendas, una única cuota. Y esta puede ser por un importe inferior del que se abonará una vez se transforme en una hipoteca convencional.

    Estas son las formas de pago de las letras de una hipoteca puente: 

    • Cuota normal: se amortiza el capital e los intereses que tocan.  
    • Con carencia parcial de capital: se pagan sólo los intereses que genera la hipoteca, no se amortiza deuda pendiente. 
    • Cuota reducida: se establece un importe, menor del que se acabará pagando, con el que sobre todo se cubren intereses.  

    Ventajas y desventajas de un préstamo puente 

    Como cualquier producto financiero, una hipoteca puente para el cambio de casa tiene ventajas y desventajas. Te los resumimos en este apartado.  

    Pros de los préstamos para cambio de casa

    • Permite la adquisición inmediata de una nueva vivienda sin necesidad de esperar a que se realice la venta del inmueble actual. 
    • Se puede vender el inmueble actual con calma, sin urgencias ni agobios, al precio que toca.  
    • Se paga una cuota hipotecaria asequible, ya que es muy parecida a la que se pagaría una vez vendida la vivienda. 

    Por otro lado, estos son algunos de los riesgos de las hipotecas puente

    • Si la vivienda no se consigue vender o se vende a un precio inferior al acordado, se tendrá que asumir una hipoteca más elevada de lo esperado. 
    • Los costes son más elevados de los que resultan de vender primero y comprar después; debemos considerar si nos compensa asumir estos gastos. 

    ¿Qué bancos tienen hipotecas puente? 

    En la actualidad son pocas las entidades que ofertan abiertamente hipotecas puente, aunque sí es cierto que hay muchas que cuentan con ellas en sus carteras de productos.

    Si te estás planteando solicitar una hipoteca puente para cambiar de casa, te recomendamos que visites el comparador de hipotecas de CrediMarket. Como especialistas en financiación, tenemos contacto con las principales entidades que operan en España. Pero no solo eso: nuestros agentes expertos pueden ayudarte a valorar las diferentes opciones y encontrar la mejor para ti.  

    Alternativas a la hipoteca puente 

    Si vas a pedir una hipoteca puente pero, por el motivo que sea, no puedes acceder a ella, debes saber que existen alternativas. Te las explicamos: 

    • Esperar a vender la vivienda, lo que implica no comprar una nueva casa hasta que tengas el dinero. Si tienes el nuevo inmueble elegido, puede suponer un riesgo (otra persona se puede adelantar en la compra). Si no, no hay problema.  
    • Ampliar la hipoteca actual. Dependerás de que tu banco acepte el cambio. Si mantienes el plazo de amortización que ya tienes, las cuotas serán bastante más elevadas.  
    • Contratar una hipoteca, la segunda. Es la opción más complicada, pues este tipo de operaciones conllevan para los bancos más riesgos, por el considerable incremento del nivel de endeudamiento. 
    Maica López
    Maica López
    Periodista especializada en información financiera. En CrediMarket.com desde 2013. Antes he trabajado en Bankimia y 20 minutos, entre otros. Me encanta la novela negra, la música y bailar jazz.
    spot_img

    Últimas noticias

    Artículos relacionados

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.