sábado, 13 abril 2024
More

    Rehipotecar una vivienda: qué es y cómo hacerlo 

    Rehipotecar es pedir una nueva hipoteca sobre una casa que ya tiene una carga. Con este nuevo préstamo, se anula el anterior y se obtiene cierta liquidez que se puede destinar a realizar una reforma, emprender, etcétera. Te lo explicamos todo acerca de rehipotecar una vivienda.  

    Consigue aquí la hipoteca para rehipotecar tu casa

    Qué es rehipotecar una vivienda

    Rehipotecar una vivienda consiste en amortizar la hipoteca que actualmente existe sobre tu casa y pedir una nueva poniéndola, otra vez, como garantía de pago para obtener liquidez.  

    Con el importe que obtengas a través de la nueva hipoteca, podrás amortizar anticipadamente el préstamo actual y conseguirás el capital que necesitas para cubrir la finalidad por la que llevas a cabo la operación. 

    Ten en cuenta que al rehipotecar la vivienda solicitas un nuevo préstamo sobre ella. Es decir, las condiciones no serán las mismas que las que tenías en la anterior financiación. Así, tendrás que valorar de nuevo cuál es la mejor hipoteca para ti y elegir entre una hipoteca fija, una hipoteca variable o una mixta, adaptar el plazo de amortización, etcétera.  

    ¿Puedo rehipotecar una vivienda pagada? 

    Sí, puedes volver a hipotecar una vivienda pagada. En este caso, no hablaríamos de rehipotecar la vivienda como tal, sino que se nos estaríamos refiriendo a pedir una nueva hipoteca convencional y desde cero. 

    Es decir, todo el capital que obtengas con la nueva financiación lo podrás destinar al fin para el que la solicitas: no tendrás que amortizar anticipadamente otra hipoteca sobre la vivienda porque, en teoría, no existe.  

    Para qué se puede rehipotecar una casa 

    Los motivos por los que te puedes plantear el hecho de rehipotecar tu casa son muy variados. Te listamos aquí algunos de los más destacados, pero puede haber otros: 

    • Rehipotecar para hacer una reforma de gran magnitud. 
    • Rehipotecar para reunificar deudas: juntar todos los préstamos o financiaciones que puedas tener y pagar, así, una única cuota. 
    • Rehipotecar para emprender, iniciar nuevos proyectos profesionales. 
    • Rehipotecar para comprar una segunda residencia

    Rehipotecar una vivienda paso a paso 

    Aunque no hay una hoja de ruta concreta a seguir cuando se quiere rehipotecar una vivienda, sí que existen unos pasos que se suelen repetir. Algunos te sonarán porque ya los seguiste a la hora de contratar la actual hipoteca que tienes sobre tu casa.  

    Sea como sea, y para que te hagas una idea de todo el proceso, estos son los pasos que tienes que llevar a cabo si quieres rehipotecar tu casa:  

    • Haz números para ver si la operación es viable para ti. Si quieres rehipotecar tu casa usa un simulador de hipotecas, el de CrediMarket es una buena opción, para hacerte a la idea por dónde pueden ir las cuotas. Plantea diferentes escenarios: mayor y menor plazo, importes, tipos de interés de la hipoteca más o menos altos… 
    • Habla con tu banco y plantéales que quieres rehipotecar tu casa. Teóricamente, si lo haces con la entidad en la que tienes contratada la actual hipoteca, el papeleo puede ser menor porque ya te conocen. Con todo, es posible que te pidan nuevos documentos  
    • Recopila toda la documentación que te pidan: nota simple en el Registro de la propiedad para demostrar que la casa es tuya, tasación del inmueble, vida laboral… 
    • Si el banco aprueba la nueva hipoteca, cancela la existente. Recuerda que esta gestión puede acarrear el pago de gastos y comisiones, como la de amortización anticipada. Y no te olvides de cancelarla registralmente para que no consten dos cargas sobre ella.  
    • Formaliza la nueva hipoteca y firmarla.  

    Requisitos para rehipotecar una casa 

    El banco te va a pedir que cumplas con una serie de condiciones para rehipotecar una casa. Estos no distan mucho de los requisitos que te exigieron cuando contrataste la hipoteca vigente. Te los recordamos: 

    • Estabilidad laboral: contar con cierta antigüedad en el trabajo actual (unos dos años) y contar unos ingresos continuos, fijos, suficientes y justificables.  
    • Tener un nivel de endeudamiento sano: no destinar más del 30 % de los ingresos a pagar deudas.  
    • Ser responsable con tus pagos, haber respondido siempre de forma puntual, y no haber estado nunca en listados de morosidad como ASNEF.   
    • Aportar la documentación que nos pidan.  
    • No es un requisito como tal, pero que la hipoteca tenga dos titulares puede ayudar a que nos la concedan.  
    • Si nos lo piden, presentar un aval, una persona que responda por ti si en algún momento no pagas tus cuotas.  

    Gastos de rehipotecar una vivienda 

    Sí, rehipotecar una vivienda conlleva una serie de gastos: los relacionados con la amortización anticipada de la actual hipoteca y los que conlleva abrir una nueva. Te los explicamos uno a uno: 

    • Gastos de cancelar la hipoteca existente: por una parte, tendrás que asumir la comisión de amortización anticipada encontrarás el porcentaje que te aplica en el documento que firmaste cuando la suscribiste. Pero recuerda que esta comisión tiene unos límites legales y varían en función de cuándo se firmó la hipoteca. También tendrás que pagar los gastos de cancelación registral de la hipoteca, que conlleva el pago de las minutas de la notaría, la gestoría y el registro, y que sólo podrás llevar a cabo si dispones del certificado de deuda cero (que no tiene coste).  
    • Gastos de abrir una hipoteca nueva: es decir, tendrás que pagar el informe de tasación de la vivienda y tu copia de la escritura.  

    Alternativas a rehipotecar  

    Si rehipotecar tu vivienda no te acaba de parecer una opción viable y necesitas conseguir liquidez, debes saber que tienes algunas alternativas.  

    Por una parte, puedes solicitar una ampliación de la hipoteca existente. Para ello, el banco estudiará tu perfil y situación y decidirá si te la concede o no. En caso afirmativo, tendrás que asumir ciertos gastos, entre ellos, los derivados del cambio de condiciones, por la novación hipotecaria, los que generen en gestoría, notaría y registro de la propiedad y, si fuera necesaria, la tasación del inmueble.   

    Otra posibilidad en lugar de rehipotecar es pedir un préstamo personal. Esta opción se baraja cuando el importe que se necesita no es tan elevado (recuerda que como mucho podrás obtener 80.000 euros). Eso sí, ten en cuenta que los tipos de interés de los préstamos personales son más elevados que los de una hipoteca. Es por eso que te recomendamos, antes de decantarte por la segunda opción, que hagas tus simulaciones en la calculadora de préstamos de CrediMarket.  

    Dónde encontrar la mejor opción para rehipotecar tu casa 

    Si quieres rehipotecar tu casa y no sabes por dónde empezar, desde el comparador de hipotecas de CrediMarket te podemos ayudar. En él, no solo encontrarás la oferta de las principales entidades que operan en España sino que, además, podrás hacer tu estudio personalizado de financiación.  

    Para ello, solo tendrás que responder a un sencillo cuestionario, apenas te llevará unos minutos, y te enviaremos al correo electrónico que nos facilites una relación de las hipotecas que consideramos que, por tus características y necesidades, presentan unas mejores condiciones para ti. 

    Además, si lo deseas, podrás contar con la ayuda telefónica de nuestros agentes expertos en hipotecas, que te acompañarán durante todo el proceso. Y, recuerda, todos los servicios que te facilitamos desde CrediMarket son gratis y sin compromiso para ti. Así de fácil.  

    Maica López
    Maica López
    Periodista especializada en información financiera. En CrediMarket.com desde 2013. Antes he trabajado en Bankimia y 20 minutos, entre otros. Me encanta la novela negra, la música y bailar jazz.
    spot_img

    Últimas noticias

    Artículos relacionados

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.